[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

23.7.09

Es verano, cura a un negro

(((((post políticamente no correcto, abstenerse groupies del buenrollismo excesivo y visiones del mundo caritativocéntricas)))))

- imagen sacada del (Genial) libro de viñetas "Norte-Sur -





Es verano, salva un negro.

"No hay nada más enriquecedor para una persona que, cuando se tienen unas semanas de vacaciones, irse a ayudar a algunos de esos países donde tanto lo necesitan; allá donde la mejor recompensa es la sonrisa de un niño o la comida servida por una aborigen que comparte contigo aquello que ni siquiera posee para ella."

Bajo esa premisa se perpetran auténticas barbaridades ético-científico-humanitarias (siempre mirado desde mi punto de vista, infalible cual Papa, of course). Surge este pensamiento en mi cabeza porque leo que los residentes de Ginecología y Obstetricia del hospital donde me intoxico de grandilocuencia durante mi formación en Medicina Familiar y Comunitaria, van a ir a Malawi a ¿enseñar?¿aprender?¿molest...? nosébienqué con ciertos tintes humanitariobuenrollistas, en colaboración con unademil ONGs que se encargan de colaborar ("colaborar" ¿colaborar?) sanitariamente con dicho país. Esto me lleva a pensar en cirujanos que operan hernias, oftalmólogos que intervienen cataratas, cardiólogos que hacen cateterismos...ah, no, eso último todavía no... todo ello de forma temporal (porque, por mucho que consigan estar durante los 12 meses del año, es temporal - a la par que poco eficiente -).

Se destacan, generalmente, de estas experiencias dos aspectos:

1) Experiencia vital: lo mucho que aportan al que viaja, lo mucho que le cambian su vida (al menos durante los 10 días siguientes a su vuelta), el "abrir de ojos" que le supone al viajante,...

2) Todo cambio cuenta, por pequeño que sea: se tiende a pensar que "menos es nada", que es mejor ayudar un poquito que no hacer nada, cuando la real alternativa a hacer algo mal no es la ausencia de ese algo, sino hacerlo bien. El coste de oportunidad (lo que se podría hacer con los recursos destinados a una cosa si se dedicaran a hacer otra distinta) es enorme en estos casos, repercutiendo también en una falsa creencia de utilidad personal y traspasando la responsabilidad de la situación socio-económica-vital de la población empobrecida a ellos mismos, porque "nosotros ya hacemos lo que podemos". Las buenas intenciones no bastan (como bien explica Itziar Ruiz-Giménez en su libro "Las buenas intenciones: intervención humanitaria en África"), porque, como reza el dicho "el camino al infierno está lleno de buenas intenciones", nada es inocuo.

Se niega la importancia de atajar las causas y se ponen parches en las consecuencias, pero es que además elegimos el parche que queremos poner, el color y el lugar donde colocarlo, que "para algo es mi tiempo de vacaciones". Montamos cientos de ONGs y pseudoproyectos cuyo objetivo principal es perpetuarse en el tiempo (el objetivo deja de ser "mejorar la salud de la población" y pasa a ser "hacer muchos programas que busquen mejorar la salud de la población") confundiendo, de este modo, el fin con los medios.

Poca luz y mucha sombra en el ámbito de la "cooperación" internacional en términos de salud. En los medios de comunicación sólo salen las luces, cuando uno la vive de cerca ve demasiada sombra...

(((para otro día dejaremos lo de hablar de los niños saharauis/subsaharianos/centroamericanosdezonasderruidaspordesastresnaturales/... a los que salvamos la vida (o más) operándolos en nuestros grandes hospitales. Pura Bondad desinteresada))))

27 comentarios:

Knd dijo...

La verdad es que resulta más realista (aunque se te quede un poco de mal sabor de boca) que te digan a la cara cuando vas de "cooperante" (palabrón para otros que hacen cosas importantes, no para mí), que SÓLO te quieren por tu dinero.

Te dejan que juegues a los médicos con sus pacientes, que duermas en el suelo, que pases un calor horrible, que comas durante un mes lo mismo 3 veces al día, pero con un fin muy claro: Deja tu dinero a la salida, gracias!

Y tú has tenido tu experiencia, tus reflexiones personales sobre lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto, y ellos sacan dinerito para sus proyectos y unos cuantos niños más apadrinados... Y así, ¡todos contentos!

Wiliam Ajanel dijo...

Siento que te quiero con sólo leer este post xD xD

En mi vida había visto un rollo tan ácido y un verdadero ZAS! En toda la boca...

Sin duda, el buenrollismo saca incluso lo peor de nosotros, pero somos filántropos y generosos, vale...

El Mestre dijo...

Soy un profesional de la cooperacion economica para EuropAid, USAID y el WB. Evidentemente no es lo mismo que la cooperacion humanitaria (no hay aqui coartadas ternuristas) pero si es cierto que los beneficiarios solo quieren la pasta, y la quieren para pulirsela en sus cosas. Todo lo demas (legislacion, instituciones, etc) hay que meterlo con calzador y siempre queda en precario.

DEL_DAN 但 dijo...

pues una vez en nepal, nos dijo un nepali, no deís tanto dinero, dar solo un poco para que tengan con que empezar, y que ellos se currén lo demás. y el era el que lelvaba eso, lo decía por el mismo.
son conscientes de ello. es nuestra culpa no ser conscientes d elo que damos y como lo damos.

m. victoria dijo...

Hay muchas formas de ayudar y porque ayudar no es regalar, se pueden hacer préstamos para crear pequeños negocios y que serán devueltos con las ganancias.
Saludos sres derrotistas

Isra dijo...

Magnífico post que debería hacernos reflexionar al menos un poco sobre nosotros mismos.

Me ha recordado a aquello que mi abuelo contaba del franquismo de lleva a un pobre a cenar por navidad a tu casa, y ya pongo mi parche en mi conciencia.

Realmente somos unos hipócritas si tras ser conscientes de lo que existe más allá de nuestras fronteras (y dentro de ellas la verdad) creemos que la solución pasa por dedicar unas horillas de nuestras vidas o unos euros que nos sobran en el banco a echar una mano, en vez de EXIGIR un cambio del sistema que lo genera.

En fin, muy sabios para hacer una carrera, zopencos o inútiles para decidir realmente en nuestras vidas, en nuestro gobierno y lo que dejamos a los que vienen detrás (permitiendo que otros decidan por nosotros mientras seguimos alimentando a la bestia con nuestro trabajo diario).

--- dijo...

La solución no es ir allí, sino cortar el mal de raíz, es decir aquí.

La gente tiene que empezar a meterse en la cabeza que vivir al estilo occidental (del norte) es lo que hace que los del sur vivan así.

Por lo que si quieren tener una "experiencia vital" interesante y verdadera que dejen de vivir al modo capitalista.

Podéis empezar a leer sobre decrecimiento y luego aplicarlo sobre vuestras vidas.

Wallack dijo...

Es mejor gastar las vacaciones escribiendo bobadas en un blog. Tienes razón jefe.

Fer dijo...

Creo que no se puede meter a todas las ONGs en el mismo saco.
Es mucho más facil dejarlo todo en manos de nuestros políticos mientras nos sentamos tranquilos en nuestro sillón.
Se tiene que exigir justicia en el mundo, y al mismo tiempo actuar.
Algunos cooperantes trazamos, junto con la población a la que ayudamos, planes a largo plazo de desarrollo,no sólo repartimos aspirinas.

Ei! dijo...

En mí humilde opinión, empieza por tú casa.....(blog), el fondo negro con tipografía blanca no es precisamente un diseño ideal para poderse leer...El paciente debe forzar más la vista.

Por lo demás hay momentos que prefiero dar mí dinero al "negro", que al "negro" del crucero.

"Se niega la importancia de atajar las causas y se ponen parches en las consecuencias"

Antes el ciclista cuando pinchaba ponía un parche, más tarde cambiaba la cámara, hoy cambia de bicicleta. El mundo es más difícil de cambiar de golpe.....creo.

Ramon dijo...

¿Para que tranquilizar nuestra conciencia con un donativo o una colaboración personal, pudiendo hacer un comentario ácido sobre la inutilidad de las mismas? Es mucho más práctico, porque así te puedes gastar la pasta en cubatas.

¿Y que es eso de EXIGIR cambiar el sistema? ¿vais a exigir que los paises ricos DEJEMOS de vivir a costa del tercer mundo ? ¿vais a dejar vuestras conexiones ADLS y vuestros aires acondicionados...?

Esa gente vive en la miseria porque NOSOTROS vivimos a su costa. Ellos son la autentica ONG, que mantiene a Occidente.

Esta situación lo la va a cambiar nadie, porque a nadie poderoso le interesa, y durará hasta que los hambrientos vecinos del Sur decidan hacer una vista de cortesía a los ladrones del Norte, y de paso, quedarse a cenar.

Foro Cívico Mesa 8 dijo...

No dan muchas ganas de hacerse voluntario en cualquier ONG de esas en las que hay gente contratada, con su nómina cada mes y su alta en la SS. O todos voluntarios o todos contratados. Además, los contratados curiosamente son los que se suelen dedicar a las labores administrativas (fundamentalmente la gestión de subvenciones, con las cuales se paga su sueldo y su SS), mientras que los voluntarios son los que hacen realmente las labores humanitarias... muchos de ellos (o algunos) con la esperanza de hacer méritos para pasar a ser uno de los contratados.

Luego tenemos a los que no están contratados, pero les pasan a la ONG la factura por sus servicios profesionales. Incluso sé de casos en los que cobran por dar las conferencias de presentación de la ONG, ya que eso es compatible con su puesto de empleado público.

BuGMaN dijo...

Por suerte, hay gente que entiende que cooperación no es caridad. Caridad es ir a "donar" (dinero o trabajo), cooperación es ir a ayudar a desarrollar y con dos premisas muy claras: Evitar la dependencia y ser requerido por la contraparte local.

Me temo que el post está dirigido a las ONGs de caridad, pero por suerte cada vez éstas son menos.

Me considero cooperante y no me siento muy identificado con tus críticas. Sí, evidentemente uso mis vacaciones para ir a realizar esta cooperación, pero es que pocas alternativas tengo en ese sentido.

Por otro lado, también tengo muy claro que el éxito de la ayuda al desarrollo no está sólo en ir a ayudar, sino también en cambiar aquí, en occidente, el modelo de desarrollo. Se puede (y creo que se debe) actuar en ambos frentes.

Tampoco menosprecies el cambio que supone en las personas ver de primera mano cómo vive el 80% de la población mundial: en la extrema pobreza. Habrá a quienes les dure este cambio 10 días, pero habrá a quienes les cambie realmente.

ROJO dijo...

NO TITULES EN AZUL SE VE FATAL CON EL FONDO NEGRO!!!!

marla dijo...

Totalmente de acuerdo, me rebienta este rollito 'humanitario' que trata a la gente de los païses 'subdesarrollados' (como a muchas empresas que explotan sus recursos. más ricos, les interesa qu estén) como tonticos.
No señores, no necesitan nuestra lismona, lo que necesitan es que la población civil de aquí, nosotros, nos rebelemos, ni aunque sea solo economicamente (haciendo boicot) contra todas las jodidas empresas que se dedican a explotar sus recursos y la población de esos lugares por cuatro duros, que van a parar a manos de mafiosillos y 'políticos' de esos païses, que són sus cómplices para enriquecerse. Así que lo primero, información, ¿De dónde salen los diamantes? ¿y las zapatillas Nike? sabemos cual es el margen de ganancia del empresario que explota a sus compatriotas ya sin contar el de la cabeza pensante al otro lado 'desarrollado' del mundo. Quizás la gente que dice ser tan 'caritativa' en vez de comprarse según que marca de ropa o producto de lujo y después dar dos euros al mes para una ONG (¡oh, que generoso!), deberia informarse cual es el tipo de comercio que ahorra mismo no les està quitando 2 euros al día a sus habitantes sinó miles, en recursos, en vidas humanas, en su propio tiempo, ¿¿cómo puede ser que en el s. XXI siga habiendo esclavos??

BuGMaN dijo...

Y tu, Marla, ¿qué estás haciendo para cambiarlo?

¿No tiene validez que alguien lo quiera cambiar de otro modo? ¿No tiene validez cooperar si no se "levanta" uno a la vez contra el sistema occidental?

No creo en la caridad, pero tampoco me gusta la gente que habla y critica sin hacer nada.

ketepi dijo...

Supongo que es más fácil criticar que hacer las cosas bien, aquí me incluyo.

Partimos de que la experiencia y el sentido común sabemos que la solución para arreglar los problemas de desigualdad no deben estar centrados en la caridad, sino en cambiar drásticamente nuestra forma de consumo y producción, política económicas, educacion y perspectiva social.

Sin embargo estos grandes objetivos no están al alcance de una sola persona, ni siquiera de un grupo o una ONG, son cambios lentos y muy costoso. Asi que... ¿mientras tanto qué? ¿como nos dirigimos hacia allí?

Si, es cierto que muchas ONGs a veces hacen más mal que bien en sus proyectos de cooperación, y que hay "cooperantes" que perjudican más que ayudar. Pero no se pueden meter a el mismo saco, al igual que hay policías, jueces, profesores que no deberían serlo y todo tipo de instituciones corruptas.

Las cosas que podemos hacer a nivel individual son pequeñas, tienen pocos resultados perceptibles y muchas veces incómodas desde nuestras costumbres actuales. Y ser cooperante, desde el sentido más puro de esta palabra es así, ya que implica un largo compromiso, y para ello hay que hacer un sacrificio probablemente muchos no estaríamos dipuestos a hacer.

Sin embargo, me parece mal criticar tan duramente y calificar de "barbaridades" apuntarte en tus vacaciones como cooperante, ya que tienen muchos efectos positivos en esta dirección.

Como dice BuGMaN no podemos despreciar el efecto que estos viajes pueden tener en las personas, cosas "dormir en el suelo, comer lo mismo 3 veces al día y pasar un calor horrible" deberían, por un lado hacernos apreciar todo aquello que tenemos, y por otro, mucho más importante, aydarnos a saber qué es importante y qué no.

Para comparar con algo que muchos si conocen, es fácil quitarse los vicios durante un tiempo, como dejar de fumar, si sabes que los vas a poder satisfacer al poco tiempo (volverás a fumar o a tus comodidades de siempre). Lo difícil es renunciar a ellos permanentemente, y el primer paso, que es lo que puede enseñar un viaje de este tipo, es saber que sí se puede.

Sea como sea, el aumento de la gente que tiene la intención de ayudar, aunque sea por moda o no lo esté haciendo de forma correcta nos indica que cada vez estamos más cerca de los grandes objetivos. Cada vez hay más intención de cambiar (o está mejor visto), y lo que es más importante, somos más conscientes de lo que sí debemos hacer.

Por otro lado me parece muy duro que se critique a aquellos que reciben un sueldo, mientras no sea excesivo, por trabajar en organizaciones para la cooperación. Esta gente recibe un sueldo porque dedica su jornada completa a estas tareas, que son necesarias y deben realizarse en el horario normal de trabajo. Por lo tanto me parece que ciertas ocupaciones pueden y deben ser un trabajo remunerado, si queremos poder sacar adelante iniciativas.

En resúmen, prefiero que la gente utilice sus días de vacaciones en intentar echar una mano que la mayoría de las alternativas de viaje. Y prefiero que haya gente cobrando por trabajar en proyectos que tratan equilibrar las cosas que en muchos otros trabajos innecesarios. Que no sean perfectos no quiere decir que sean malos.

Bueno, para ser un comentario ya me he enrollado demasiado. Ánimo a todos los que quieran hacer algo por cambiar las cosas, como comenta m.victoria,no seamos derrotistas, si no no sólo hemos perdido, sino que nos pasaremos el día amargados por ello.

ene dijo...

¿Qué fuerza lleva a una persona a comentar algo que ni siquiera llega a entender?

Enfin.


(((Me has recordado a unas suecas y su proyecto para la AECID de parto natural en el domicilio en los campamentos saharauis. Tiemblo.)))

zarina dijo...

Como se pone la gente, no?

En mi caso voy de voluntaria porque todavía no soy una profesional. Estoy estudiando educación social, porque la educación es para mi la manera de atajar el problema de raíz.

Lo que me deja flipada es el tono que usa la gente para criticar. Espero que sean militantes políticos activos que se rebelan todo el día. Cada uno tiene su forma de intentar cambiar este desastre. Yo tengo un proyecto a largo plazo. El vuestro acaba en este blog?

Yo ni si quiera voy a una ONG, sino a un proyecto local que llevan 3 personas. Esa es la organización.

Hay muchas maneras y razones para ser voluntaria. De primeras me parece un parche que interesa a la institución, pues he colaborado en proyectos aquí en España donde había o no negros y donde no les importa qué sepas hacer...pero no osaría criticar a nadie de esa manera.

zarina dijo...

Como se pone la gente, no?

En mi caso voy de voluntaria porque todavía no soy una profesional. Estoy estudiando educación social, porque la educación es para mi la manera de atajar el problema de raíz.

Lo que me deja flipada es el tono que usa la gente para criticar. Espero que sean militantes políticos activos que se rebelan todo el día. Cada uno tiene su forma de intentar cambiar este desastre. Yo tengo un proyecto a largo plazo. El vuestro acaba en este blog?

Yo ni si quiera voy a una ONG, sino a un proyecto local que llevan 3 personas. Esa es la organización.

Hay muchas maneras y razones para ser voluntaria. De primeras me parece un parche que interesa a la institución, pues he colaborado en proyectos aquí en España donde había o no negros y donde no les importa qué sepas hacer...pero no osaría criticar a nadie de esa manera.

Emilienko dijo...

Érase una vez un parque que no visitó ni cuidó nadie durante mucho tiempo y donde comenzó a crecer la maleza.

Un día, los ciudadanos abrieron los ojos y se dieron cuenta de que tenían un parque cerca de su casa y que estaba hecho un asco, así que decidieron voluntariamente a arrancar las malas hierbas.

Pero como no sabían ni lo grande que era el parque ni nunca habían aprendido a distinguir una ortiga de una rosa, arrancaban las plantas indistintamente. Acabaron haciendo al parque más daño que beneficio.

Así más o menos veo yo los programas de cooperación sanitaria internacional. Pero bajo mi punto de vista, el cuento tiene un final feliz.

Un día, el dueño del parque fue consciente de la concienciación y preocupación ciudadana por el mismo, y enseñó a los ciudadanos a orientar sus esfuerzos.

No creo en las ONG como solución final, pero me parecen un excelente método para mostrar a nuestros dirigentes nuestra inconformidad con el mundo actual.

Un GRAN post.

BaREA dijo...

Bueno, entiendo esta opinión y la conozco pues me es familiar. ;-D, (supongo que Albi y Carmona estarán por ahí nauseosas tras mi entrada )

No obstante, sin compartirla 100%, no sería capaz de desgranarla y criticarla con la contundencia que tu has hecho sobre la otra opción. No se si por humildad, si por inutilidad o desconocimiento sobre la opción que encuentro en frente.

Lo que si puedo aportar es que:

1) Lo experiencial y su búsqueda no es malo en sí.

De hecho, creo (experiencialmente) que es lo que puede impulsar otro mundo posible. No me refiero a irse a Malawi a poner vacunas de VPH , me refiere+o a la experiencia o sentimiento de que algo no funciona ( perdonen, para mí este punto inicial no se descubre en un libro de itziar). Después, of course, vendrá la razón, la planificación o el coste oportunidad a decidir de qué forma.


2)
- Generalizar, en fin. Para eso está la estadística y sus derivados.

- No he contado los cooperantes que conozco. Pero, pocos vuelven con tranquilidad mental de "yo he hecho mi parte" o "bueno, nosotros hacemos lo que podemos, les toca a ellos"

- En sí, el ser cooperante, no es excluyente, (en la práctica no suele serlo) con tener claro cuales son los problemas capitales, los pilares que que sostienen la dicotomia empobrecido-explotador. Por, tanto, no se porque se añade como carácter patognomónico de estos.

- Para algunos, es una opción de vida. Hay quienes, tras observar el mundo, reconocen que su lugar vital no es este, es aquél. Hablo de continuidad, no de viajes exóticos veraniegos. Hablo de hablar de la pobreza desde la pobreza.

- Cierto, el infierno, está lleno de buenas intenciones. Supongo que cuando los críticos de la cooperación hablan será con buena intneción. Intención de subrayar los injusto, lo hipócritca, lo oscuro buenas intenciones...

- Por último, mi relfexión personal. No razonada, buen rollista, humanistico lo que querais, y post-critiano-neo-agnostico-ateerrimo.
Para mí, sería dicifil aceptar una postura de lucha continua contra el sistema desde las comodidades del sistema. Sin vivir empobrezido, sencillo, decrecido economicamente hablando ( claro está, hasta que punto nunca seremos empobrezidos. Ya que no es un tema solo económico, tb de estructuras mentales solidas...)


Con mucho cariño, para los que conozco y los que no. Sin acritud para variar

Fer dijo...

Que les preguten a los habitantes de las zonas destrozadas por el maremoto a donde fueron toda la cantidad ingente de recursos que se mandaron para "rehabilitar" las zonas, creo que los hosteleros del lugar estarán más contentos

Rapunzell dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rapunzell dijo...

Buenas:

(He editado el comentario porque me di cuenta de que estaba tecleado con los pies. Disculpas, este ya va corregido)

Yo me he ido un mes de cooperante a Bolivia, con una ONG (Setem) que tiene un punto de vista radicalmente diferente al de la mayoría.
El punto de partida es que la realidad el tercer Mundo se cambia DESDE AQUÍ, con comercio justo y relaciones internacionales decentes. Presionando a nuestros propios gobiernos para que, por ejemplo, no le hagan la rosca a determinados dictadores.
Dejando de comprar combustible en petroleras españolas que participan en pequeños genocidios locales. Al país de destino vas a APRENDER, no a enseñar. A conocer la diferencia entre lo que hay y lo que nos cuenta la prensa, que en el caso de Bolivia es un abismo.

En algunos casos puntuales les puede venir muy bien un técnico que sepa montarte un sistema de tal o traiga un medicamento concreto para cual. Pero eso son pequeñísimos parches, que no tienen nada que ver con potenciar los recursos propios de las comunidades, y mucho menos con acabar con la pobreza.
Lo que es peor, la mayor parte de las veces ni se escucha lo que quieren esas comunidades, con la idea de que "nosotros sabemos mejor".

Lo más deprimente, efectivamente, es la sensación de "ya hice mi parte" que se le puede quedar a la peña cuando vuelve. Después se asombran de que el niño Fulanito, con quien tiene tantas fotos, no le escriba. "Qué desagradecidos...", dicen, mientras se compran unas Converse de 100€ fabricadas en una maquila de Centroamérica.

En fin, habría mucha tela que cortar. La cooperación es algo cojonudo, pero siempre que sea cooperación, no "chiringuito autoperpetuado" o "voy a colocarte mi modo de vida con calzador, y ojo con protestar que me llevo el chusco de pan y las aspirinas".

Que sepáis que este blog va a los feeds directo. Por esta entrada y por la del premio a la Gilipollez, que me reí lo mío :)

Guichel dijo...

Los que nos dedicamos a la sanidad, vemos cantidad de problemas a diario y no hace falta salir de España para sentir que estamos ayudando a lo demás...

Gonzalo Marcos dijo...

Al esos países no se va a hacer caridad sino justicia. Y es de justicia que quienes vayan sean profesionales comprometidos y bien organizados para una trabajo bien hecho.Naturalmente que deben cobrar por ello , por un trabajo profesional exigente y con resultados exigibles. No vale caridad de cuatro aficionados gratis y en tiempo libre, sino trabajo justo y eficiente de profesionales, y esto no es incompatible con un compromiso personal en el ámbito local que extienda esta idea al ámbito social y facilite el cambio de ideas y comportamientos en otras personas y colectivos.
No obstante no me atrevo a hacer crítica destructiva de la cooperación "intemitente" y no profesional, que puede tener beneficios en el ámbito personal pero poco .en el social.