[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

12.9.10

Si dejas la basura tres meses sin sacar es probable que pase esto (II):

La intención principal de este post es conseguir hacer un post corto.

Cuando una habla todos los días en su horario laboral con alguien que ha intentado matarse o que planea (cómo) hacerlo acaba, quiera o no, sistematizando la conversación al respecto.

Uno se sienta en el borde de la cama de la observación o la mesa del box psiquiátrico respectivamente, enciende la función “te escucho con interés”* y aparte de las preguntas “biológicas” que buscan una depresión endógena, pregunta invariablemente por las mismas cuatro gilipolleceslos mismos cuatro estándares, encontrando indefectiblemente el conflicto gordiano que trae al paciente por la calle de la amargura. Si no es la familia de origen es la creada, si no, es la pareja, finalmente si no, es el trabajo, alguna que otra vez es la salud (casi siempre proyectada en uno de los anteriores). Nunca es preciso preguntar por nada más, nunca nadie alude a otros temas. Uno entonces se pregunta si es que en verdad no existe nada más, pero no lo aplica a su propia percepción de la vida no vaya a ser que no le guste lo que encuentre. Uno entonces se da cuenta de que, si la vida de los desconocidos funciona sólo en base a 4 ó 5 teclas, es probable que la de aquella gente a la que quiere, a la que admira, que le inspira y deslumbra, sea igual de plana y simple de como se la ve destripada sobre la mesa-de-autopsia-vital del box 7. Y se pregunta si seguiría amando, intrigándose y deslumbrándose por esas gentes si les sometiera a ese “acercamiento psiquiátrico”. Si el amor, intriga y deslumbramiento no serán puro artefacto porque al final somos 4 interruptores que tienen que estar en ON, y santas pascuas.

O si por el contrario somos más y es el “acercamiento psiquiátrico” (no pienso decir aproach) el incorrecto. O si no es el adecuado para interpretar la vida pero sí para cumplir nuestro papel. Y esto entronca directamente con el post anterior. Pero son conclusiones demasiado avezadas para un embrión de tres meses.


Y hasta aquí mi verborragia trimestral como corresponsal del instituto psiquiátrico josé germain, llamándote loco desde 1851.


*perfectamente descrita en los manuales de entrevista clínica, cual dibujo instructivo de ikea (en verdad funciona, por terrible que resulte)

16 comentarios:

JA Barea dijo...

Querida Marta, un embrión de 3 meses es mucho... o eso dicen en la TV.
Es por ello, que te pido que explore a entes cercanos a los que admiras.
Si al final descubres que son sólo 3 life events con buena cronología y por ello abrazas la nada y el nihilismo !! Avisanos!! Así estaremos a tiempo de dar marcha a atrás.. :-D (tu que nos quieres)

irezumi dijo...

De lo leído me surge una duda: ¿es que hay muchos psiquiatras con mentalidad de cirujano?

Ricardo dijo...

1. Dicen que los médicos son de las profesiones que más se suicidan, y dentro de éstos, los psiquiatras. La explicación que daban es que tenemos, como médicos, acceso a "armas" que los demás no poseen. Y que vosotros, como psiquiatras, "desvirtualizado" - no sé si esta es la mejor definición - el concepto de la muerte. Pero quizás no, no sea solo por eso, sino que al acercaros a tanta y tanta gente con actitudes de autolisis sois un poco más conscientes de la frugalidad de la vida.
2.Por otra parte, y es lo que debería salvaros del suicidio, no creo que las personas en las que crees, admiras y confías se guíen por cuatro principios básicos. Quizás sí, pero estoy seguro que lo que las diferencia es que saben que, además de esos caminos, hay más incertidumbres que merecen ser resueltas. Y que quizás lleven, a su vez, y porqué no, al suicidio. Al final no deja de ser una curiosidad más por resolver.

Ricardo dijo...

Vaya follón me hice.
No me expresé bien con lo de la frugalidad. Suena banal. A lo que me refiero es que al encontrar que los demás se guían por 4 teclas, es fácil caer en el pensamiento de que tu vida se rige por los mismos principios, y que eso te lleve a la desesperación, si de verdad creías que había algo más - que estoy seguro que las hay, por otra parte.

Javithink dijo...

¿4 teclas? me sobran 2 (o 3)

Adrastea_Quiesce dijo...

y como ciudadano y por ende posible (aunque no probable) paciente, ¿crees que deberíamos preguntar por ellas? y si fuera así, ¿cuáles son?

- ¿siente usted que se le escapa el talento artístico?
- ¿siente usted que sus esfuerzos en la militancia son yermos?
- ¿siente usted que vive en el siglo inadecuado?

Ricardo dijo...

Quizás la única manera de preguntar por esas cuestiones es cuando se consigue establecer una confianza estrecha con el paciente. Ya sea porque la hay previamente o porque, oh milagro, te encuentras con una de esas personas con la que consigues entrar en otra dimensión del lenguaje sin tan siquiera saber si tiene 2 ó 3 hermanos, o si su color favorito es el verde o el rojo.
Por eso esas preguntas quizás no sirvan en la práctica clínica habitual, o dime tú si tu box-autópsico y tus ojeras de guardia incitan mucho al paciente a contarte su vida. Que se enamoró y le dejaron, sí, qué simple, pero quién sabe el mundo complejo y los matices que se podrían encerrar detrás.
Y ahora es cuando entra la discusión de si deberíamos llamar al psiquiatra o al psicólogo, o aun buen amigo - quizás todo el problema radique ahí, en la amistad.
No estamos simplificando demasiado?








pd- que la palabra mágica sea hesses... no sé, me hace como mucha gracia...

Rebeketa dijo...

En primer lugar, saludos de parte de otro embrión de tres meses, y felicitarte por este post y el anterior (Mi comentario hace referencia a ambos). Yo no he tenido la suerte de empezar por la psiquia, pero como la normalidad no existe, "enfermos mentales", afortunadamente para mí, desafortunadamente para los profesionales que desprecian a nuestros pacientes, los encuentras en todas las especialidades. Siempre creí en esas "teclas". Siempre creí que sacando lo mejor de mi capacidad para empatizar, sería capaz de saber tocarlas e interpretar melodías que consiguieran mejorar la historia natural de pacientes y enfermedades. Desgraciadamente, ya me he topado con personas a las que, como dices, no es bueno hacer caso, y se me han muerto por una depresión mayor por no querer comer nada y aspirarse al ponerle una sonda nasogástrica (maldita obsesión por querer ser invasivo en todas las ocasiones poniendo parches a la mierda de catástrofes que ocasionamos) y otros a los que intentas sacar todo de ti porque tienes la firme creencia de que con tu dedicación y la melodía que novatamente intentas componer vas a solucionar todo y terminan arrancándose la vía y llamándote de gilipollas para arriba mientras corren para salir por la puerta de urgencias (bonita forma de agradecerte que fueras la única persona dispuesta a pautarle alguna medicación para evitar una abstinencia)... y otros capítulos de mi corta historia que me hacen replantearme si será cierto que existirán esas teclar que podamos tocar... y cómo hacerlo. 3, 4 o 5 teclas... yo también me he plateado si podemos ser así de simples, si nuestra vida vale para algo, y si para hacer el gilipollas en este corto crucigrama no vale más la pena terminar ya con todo. Buen razonamiento para intentar ayudar a los que vienen con intento autolítico, por lo que lo guardaré en mi despensa pero, sí pienso que al tratar con este tipo de personas, nos planteamos cuestiones de la vida que no te surgirían si tratas unas amigdalitis, o un hipertiroidismo y, siendo sincera, prefiero a las primeras. Es más, me aburren las amigdalas hipertrofiadas de mis urgencias de medicina, y me apasionan los conversivos que te vienen con un brazo parético.

Pocas teclas... si se obvia que de cualquier cosa se puede obtener felicidad, divina meta de todo ser humano... pero sí, Amor, familia, trabajo, salud... pocas cosas más hay que muevan el mundo.

Un saludo,

Rebeca

Adrastea_Quiesce dijo...

te sorprenderia ricardo, lo mucho que llega a hablar uno de su vida en el box 7. cuántos hermanos tiene uno, a qué se dedica, con quién vive y en qué consiste un día a día normal son nuestras preguntas básicas sin las cuales no podemos rellenar nuestra historia clínica. novelistas de entreguerras parecemos. y sin embargo uno acaba encontrando terreeno plano y previsible. queda pensar que los humanos somos planos y previsibles, que quienes amagan autolisarse lo son o que lo somos nosotros. prefiero la última.

miss R, encantada de recibir telegramas de otras trincheras. en qué frente batalla?

igorg dijo...

Lo de las teclas me ha recordado la pirámide de Maslow o el desarrollo a escala humana y la relación de necesidades humanas universales de Max-Neef.
Supongo que todos conocereis la teoría de la jerarquía de necesisdades de la pirámide de Maslow: Fisiología, Seguridad, Afiliación, Reconocimiento y Autorealización, las primeras son las más necesarias para la supervivencia pero las de la cima también son necesarias para tener una vida buena y poder desarrollar todas las capacidades que todo ser humano tiene.
De forma parecida, Max-Neef establece una serie de necesidades universales: subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad y libertad.
Pues bien, gracias a la organización económica y social que padecemos en este mundo, la mayoría de sus habitantes tienen que utilizar todo su tiempo vital en buscar cómo satisfacer las necesidades más básicas de la pirámide para simplemente ir sobreviviendo. Sólo a unos pocos afortunados, que podemos cubrir esas necesidades con relativa pero mucha más facilidad, podemos plantearnos cuestiones sobre la autorrealización. Háblale a una mujer inmigrante que trabaja 12 horas (o más) diarias de Lunes a Sábado y que además cuida a su marido e hijos, sobre participacion política o comunitaria, creación artística o intelectual. Puede que tenga alguna de estas inquietudes, igual si le pagaran mejor tendría tiempo para alguno de estos temas, o puede que no, porque además de tiempo, también hace falta un poco de educación.
Aqui viene la otra parte, porque me podríais decir que hay millones de personas de clase media que tienen todas sus necesidades cubiertas y en su tiempo libre no pasan del fútbol, el Alonso o la Esteban.
Ocurre, que, además de estar mal repartida, esta sociedad no ayuda a satisfacer todas las necesidades que nos hacen humanos. Según Max-Neef en la cultura occidental los satisfactores (medios utilizados para satisfacer las necesidades), basados en el mercantilismo y el consumismo, satisfacen unas pocas necesidades pero dificultan que se satisfagan otras necesidades quizás más necesarias para un vida humana.
Y esto en mi opinión es cuestión de cultura y educación. Además de tiempo, hace falta un mínimo de educación intelectual, emocional y crítica para desarrollar interés por el arte, la ciencia, la política, vamos, para, desarrollar todas las grandes capacidades que todo ser humano tiene en potencia. Esto no es fácil, esta sociedad da lo contrario, mucho espectáculo con poco contenido y encima para consumirlo pasivamente.
Asi que los que estamos por aqui somos triplemente afortunados porque además de tener cubiertas las necesidades básicas, hemos recibido una educación emocional e intelectual y además nos han enseñado que hay otras cosas más allá del fútbol (por decir algo).
Piensa en las personas que admiras y en cómo han podido llegar a ser lo que son. Seguramente tuvieron una madre o padre o alguien que las crió con esfuerzo para que pudieran tener acceso a una buena educación, es probable también que crecieran en un entorno cercano con muchos estímulos diferentes, información y opciones donde investigar.
La cuestión es si algún día llegaremos a una sociedad en la que toda persona pueda desarrollar todas sus potencialidades humanas de forma justa y pacífica (lo que yo entiencdo por emancipación de la humanidad). Yo pienso que actualmente y tal y como vamos no, pero la especie humana todavía es joven y tengo la esperanza que después del colapso al que puede que nos dirijamos (que no será el primero pero si de los mayores) quede algo de lo poco bueno que se ha conseguido y puedan nacer otros mundos posibles.
Después de esta parrafada sólo añadir que a mi la gente me sigue sorprendiendo y que yo intento disfrutar desarrollando mis necesidades humanas (satisfaciendolas y ayudando a otros a satisfacer las suyas) que es de lo que se trata esta vida. Hay cosas que no por ser sencillas y comunes a todos dejan de ser grandes, como el afecto o el amor.
Perdonad la parrafada.
Saludos.

irezumi dijo...

¿y acaso no somos los humanos planos y previsibles? animales limitados a cubrir necesidades.

estoy gorda.
no me quiere.
lopera dimision.
zapatero es un capullo.

es como el ajedrez. identificar las jugadas repetidas en unos y otros. enroque. de vez en cuando encuentras a alguien que te hace un jaque.

los perros me han dado mas sorpresas que muchas personas.

Adrastea_Quiesce dijo...

igorg, para otro post dejo que siempre he odiado a maslow (a sus postulados ni te cuento). pero en esta ocasión yo no trataba tanto de preguntarme acerca del funcionamiento humano basal/normal/genérico, como de cómo funcionamos cuando queremos concluirnos a demanda; partiendo de la base de que no es un reflejo exacto de cómo somos cuando estamos bien o mejor dicho, cuando no estamos mal. asumir que el suicidio se rige por los mismos estándares que el funcionamiento normal implica despatologizarlo por completo y quizá sea lo correcto, pero por el momento prefiero abstenerme de entrar en esa línea por el bien de mis pacientes, que no creo que quieran a alguien que les aliente en su dinámica.

irezumi, por ahora antes de concluir que el ser humano es (así de) plano prefiero pensar que lo es la psiquiatría, al menos la de trinchera-turgencia. porque me permito pensar que si algún día la atienden en un box 7 con ideón autolítica,habrá que preguntarle por bastantes más cosas. y usted, aunque un poco perra, por ahora computa como humana...

irezumi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
irezumi dijo...

si algún día me intentara autolisar, espero encontrarme con un psiquiatra no-plano.

quizá eso es lo que marque el relieve. ni el paciente. ni la especialidad.

Emilienko dijo...

Otitis externa tratada con antibióticos vía oral que no se cura.
Todas las guardias el mismo caso. Todas las guardias prescribiendo gotas.

Epístaxis de fácil control con un taponamiento anterior.
Todas las guardias cae una.
Todas las guardias taponando y explicando las complejas mismas reglas de la historia natural de un tapón nasal.

Espina de pescado en la garganta que no se encuentra en la exploración.
Todas las guardias alguien comió sardinas y no masticó bien.
Todas las guardias explicando qué hacer si se ponen peor.

Siempre los mismos casos con distintas caras. Pero aún así, el reto es hacer de los mismos casos, casos diferentes. Poniéndonos cursis podríamos decir transformas casos en personas.

¿Esto es posible en Psiquiatría? No sé. Cuando es la psique lo que enferma quizás todo cambie. Quizá no. No tengo conocimiento. No puedo opinar. Pero piénsalo.

Firmado Emilienko 3 sobre 6.

Rebeketa dijo...

Hola Marta, por ahí he leído que estás en el José Germain (si no me equivoco, en Leganés, no?) Yo ando por el Emili Mira i López, recientemente mordido por un pez más grande, por lo que ahora somos Parc de Salut Mar, en Barcelona.

Yo no tengo demasiada experiencia todavía en cuanto a Box 7... empezaré a hacer guardias de psiquia en Diciembre. Ya te contaré lo que me pasa por la cabeza en esos momentos. Ahora, sin demasiado conocimiento, sé que en psiquiatría no todo es como bien comentaba el compañero de arriba, pues el diagnostico seguido de tratamiento eficaz, considero que en psiquiatría es, en muchos de los casos, quimera. Es parte de la dificultad... y del encanto. Diagnósticos que cambian dependiendo no sólo de la evolución del paciente, sino del médico que interpreta la anamnesis. Debemos ser planos o no? A lo mejor es, como bien dices, lo que puedes/debes hacer en el momento de urgencia, pero... lo adecuado? Lo mejor? ... me dejaste pensando.

Un saludo,

Rebeca