[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

9.10.15

El gran hachazo a la sanidad pública: desgravación fiscal de seguros privados.

Nuestro sistema sanitario (o mi portal).


El otro día rellenaba las preguntas de una entrevista por escrito que aún está por publicarse; en una de ellas preguntaba si pensaba que las siguientes elecciones abrirían una oportunidad de mejora para el sistema sanitario público de nuestro país... mi respuesta fue que claro, de mejora... o de mayor deterioro...

Esa constante lucha entre la visión del déficit y la visión de activos nos suelta una sonora bofetada cuando llegan los momentos finales (o iniciales) de las legislaturas y hay que pagar favores que no se han podido saldar con anterioridad, es entonces cuando las maquinarias de los partidos se engrasan y perpetran una de las mayores agresiones posibles contra la sanidad pública de nuestro estado: la desgravación fiscal de los sistemas sanitarios públicos.

Nuestro sistema sanitario debería basarse en un sistema fiscal progresivo por el cual quienes más declararan (no vamos a entrar en los matices del término "declarar") más pagaran; de ahí se financiaría mayoritariamente el sistema nacional de salud (y, derivadamente, sus sistemas autonómicos de salud) y no sería la enfermedad el marcador de intensidad en la aportación al sistema, sino la renta.

La desgravación fiscal de los seguros sanitarios privados supone: 1) Una transferencia de dinero desde las rentas medias y bajas hacia las rentas medias-altas y altas, y 2) La supresión del principio de solidaridad como eje rector de la financiación del sistema... ahora son los pobres quienes serán solidarios con los ricos, dejando olvidada la equidad vertical y aspirando a poder prosperar para tener ellos también un seguro privado que poder desgravar.

Esta medida se impulsa, además, cuando España camina incesante hacia un objetivo de gasto sanitario público irrisorio, pretendiendo que éste suponga tan solo el 5.1% del Producto Interior Bruto (cuando suponía el 6.5% en el año 2009) -por comparar, en ese periodo el gasto militar en nuestro estado ha pasado del 1.0% al 0.9%, es decir, porcentualmente menos 

Ya hemos escrito con anterioridad sobre esta medida, pero os dejamos algunos extractos de los textos que publicamos tanto en este blog como en Agenda Pública.


4. ¿Quiénes son los beneficiados y quiénes los perjudicados con esta medida?
Obviamente, los beneficiados de esta medida son: 1) Las personas que se puedan permitir económicamente la contratación de un seguro sanitario privado y 2) Las aseguradoras, que esperan obtener un incremento en la contratación de pólizas de seguros.
Las aseguradoras sanitarias privadas han visto cómo el número de asegurados privados ha disminuido tras marcar un máximo en el año 2010; esta medida parece ser la forma que tiene el gobierno de rescatar a estas aseguradoras y ejercer de contrapeso frente a los ciclos económicos a los que se ven expuestas.
¿Los perjudicados? Es una medida profundamente regresiva, de una forma doble; por un lado porque favorece fiscalmente a las personas que se pueden permitir económicamente la contratación de un seguro sanitario privado, por otro lado porque las personas de nivel socioeconómico más bajo son las que acumulan mayor carga de enfermedad; de esta forma podemos afirmar que es una medida que discrimina a los más pobres, que a su vez son los que mayor carga de enfermedad suelen llevar asociada.
Además, el otro gran perjudicado es el sistema público de salud. En el trabajo metodológicamente más correcto llevado a cabo en nuestro país sobre este tema ("Changes in the demand for private medical insurance following shift tax incentives") se afirmaba que reintroducir esta desgravación fiscal en Cataluña (con un importe del 15%) supondría una pérdida de ingresos fiscales superior al teórico aumento del gasto público que se derivaría de su no reintroducción.

5. Resumiendo, ¿qué supondría la introducción de la desgravación fiscal de los seguros sanitarios privados?
Copiando un párrafo del texto publicado en eldiario.es:
"En los seguros privados se producen dos fenómenos que no ocurren en el aseguramiento público: la selección adversa –el individuo maneja información sobre su situación clínica que el asegurador desconoce y utiliza dicha información en su favor- y la selección de riesgos –el asegurador no cubre, o lo hace a un precio muy elevado, a aquellas personas con alta carga de enfermedad y que, previsiblemente, supondrán una carga económica para la empresa aseguradora- (Ibern P. 1999). Conocer la interacción de estos factores, así como los incentivos que actúan en las relaciones médico-paciente-empresa aseguradora, es clave para prever los efectos de promover y fomentar el doble aseguramiento sanitario."
La medida de (re)introducir la desgravación fiscal de los seguros sanitarios privados tiene una efectividad no contrastada para la reducción del gasto sanitario público y se enfrenta a graves problemas de equidad. En el contexto de nuestro sistema sanitario de cobertura casi-universal (aunque en proceso progresivo de adelgazamiento de la cobertura a marchas forzadas) es injustificable esta medida, sólo motivada por el intento de apoyar el negocio de la sanidad privada o por tratar de continuar adelgazando un sistema sanitario que no tiene un problema grave por la parte del gasto sino por la de los ingresos, y que se vería necesitado de una reforma fiscal, pero en el sentido contrario de la que previsiblemente anunciará este gobierno.
Terminamos con una cita de un artículo de Vicente Ortún, que resume a la perfección nuestra postura al respecto de este tema:
“La desgravación fiscal del seguro voluntario de salud resulta difícil de sostener en la medida que existe un seguro obligatorio financiado públicamente, que la disminución del coste público que supone tener un seguro duplicado no es contrastable, y que además la desgravación distorsiona las decisiones individuales e introduce inequidad porque no todos tendrán acceso.” 
Por aquí somos muy de oponer el optimismo de la voluntad frente al pesimismo de la inteligencia (Gramsci dixit), pero asestar golpes en la base del sistema de salud en un momento de fortísimo estrangulamiento financiador hace que esos golpes vayan dejando heridas a las que costará cicatrizar.




10 comentarios:

Beatriz dijo...

Hola, solo un pequeño comentario pero dejando claro que la base del artículo me parece muy correcto.
Lo de que las rentas medias-bajas trasfieren a las medias-altas...
Lo de que se benefician los que más tienen en la desgravación...
La reflexión que hago es: si yo tengo un seguro privado y no uso el sistema público pero si ayudo a financiarlo con mis impuestos ¿quien se beneficia?, en mi opinión el usuario de dicho servicio público
Tal vez comentar y discutir esto así es complicado pero no veo tan mal que existan beneficios fiscales (dejando al lado que todo sea correcto, legal y no se trasfiera parte de ese sistema privado al público:recetas, pruebas complementarias...tu ya me entiendes)

Beatriz

MANUEL GARCIA dijo...


En realidad, el sector del seguro privado español siembre ha cobrado una herencia respecto a papa estado : 1/3 se compraba para funcionarios, otro 1/3 papá estado lo venía desgravando a empresarios en su impuesto de sociedades y quedaba el 1/3 de libre disposición, que ahora desgravará en IRPF

Y además : los tres tercios estaban y están exentos de "impuestos sobre prima de seguros"

En definitiva, no creo que lo que pasa en España tenga parangón en ningun sector de seguros del mundo mundial

MANUEL GARCIA dijo...


una evidencia para añadir a tus citas : las politicas de "subsidisation" de compra de seguros médicos privados con el fin de "despresurizar" demandas y gasto a los sistemas sanitarios públicos NO HAN FUNCIONADO, por lo que la ocde LAS DESACONSEJA EN LA PÁG 147 DE ESTE RECIENTE INFORME

http://www.oecd.org/health/fiscal-sustainability-of-health-systems-9789264233386-en.htm

javierpadillab dijo...

Muchísimas gracias Manuel... pedazo de referencia buena!!
Un abrazo

javierpadillab dijo...

Beatriz, no existen datos que avalen lo que tú dices y que no deja de ser una intuición, de hecho, como comenta Manuel, los datos indican que el efecto es más bien el contrario...

y como tenemos esos datos lo suyo sería hacerles un poquito de caso, claro ;)

ulises dijo...

Saludos.
El fenomeno imparable de la privatizacion me parece un hecho involutivo y consecuencia de las dinamicas economicas:somos incapaces de ver que la salud es un patrimonio universal y pretender aplicarle el concepto de recurso escaso es un comportamiento salvaje.
El caso español esta marcado por nuestro papel de perdedores.¿Pero es justo que nos resignemos contra algo que atenta contra nueestra vida?

Maru dijo...

Hoy en dia son varios los clientes asociados a Adeslas,pero pocos los que tienen el acceso que encesitan a Adeslas telefono atencion al cliente atencion al cliente, por que no cambia ese sietema para que cualquiera pueda consultar o solicitar la informacion que desee.

M. Pensamiento dijo...

Hay además cosas "políticamente incorrectas" que nadie se atreve a decir los medicos de primaria tenemos que aguantar mucha presión de los usuarios de seguros privados para pasar recetas de tratamientos de eficiencia dudosa, si no directamente yatrogenicos y contraindicados, por no hablar de la humillación como profesionales que ello supone hacer que se subvencione descaradamente empresas con ánimo de lucro a costa del erario público y la dignidad profesional de sus trabajadores.

Cathy Boirac dijo...

Pero no está prohibido recetar en la pública una prescripción de la privada? Tan sencillo como negarse explicando el porque

lauti del pino dijo...

Hoy en dia son varios los clientes asociados a Adeslas,pero pocos los que tienen el acceso que encesitan a Teléfono Adeslas, por que no cambia ese sietema para que cualquiera pueda consultar o solicitar la informacion que desee.