[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

10.3.10

El año malo del residente de familia

Si has cogido Medicina Familiar y Comunitaria porque lo que te gusta es el trabajo de Centro de Salud, lo más cercano posible a la medicina generalista y al paciente en su hábitat, su entorno, su casa, su familia, su barrio... si eso es así, hay una época especialmente dura durante la residencia...el segundo año de residencia...

Después de los primeros 6 meses de estancia en el centro de salud (un acierto comenzar por ahí, desde mi punto de vista) comienza la estancia de 2 años en el hospital. Yo comencé con 6 meses en una unidad de pacientes pluripatológicos y después a medicina interna hasta que comencé el 2º año de residencia y comenzó el vagar de un servicio a otro con rotaciones dispares (Gran rotación de Salud Mental, así como también Buenísima la de endocrino, por ejemplo)...
En mi caso, el problema de este periplo hospitalario por las diferentes subespecialidades no es que me traten mejor o peor, que me den más o menos responsabilidades, que me integren o excluyan en el funcionamiento de sus servicios. Mi problema es que soy incapaz de dedicarle X meses a estudiar/pensar/hablar sólo de X especialidad, que me cuesta decir "esto no es de lo nuestro" y ponerle la hoja de consulta a otro médico de otra especialidad, que los abordajes parciales me hastían y me parecen eso mismo, parciales, de una parcialidad que mata (figuradamente y de verdad)...
en 8 meses (+ el de vacaciones de verano) estaré de nuevo en el centro de salud... mientras tanto tocará seguir aprendiendo y currando... siempre quedará la blogosfera como reducto de familiólogos que acompañan en el camino...

5 comentarios:

Técnico Docente UD Plasencia dijo...

A mi me pasó lo mismo, Javi. No sirve de consuelo, sino como reflexión, sobre todo para mi que trabajo en una unidad docente. Algo no hacemos bien en este programa (o algo funciona mal en este sistema sanitario) que estas cosas que cuentas suceden con bastante asiduidad. De hecho, está demostrado que el porcentaje de resis de MFyC quemados es mayor en el segundo y tercer año. Luego, a la vuelta del centro de salud la cosa cambia (para volver a subir, hasta el infinito, en el periodo pos´-residencia...).
Ánimo y p´alante, que no te mereces decaer.

enrique

Anónimo dijo...

Pues la cosa ha mejorado bastante, yo cuando hice la especialidad se estaba 1 mes en atención primaria antes de pasar por el hospital. Era necesario llegar a ser R3 para poder conocer el funcionamiento y la forma de pensar que hay en atención primaria, totalmente diferente al ambiente hospitalario.

Emilienko dijo...

Pero es que el aprendizaje debe ser mútuo.

No se trata de que aprendas mucha Psiquiatría o Endocrinología, sino de que aportes los problemas como médico de atención primaria en tu trabajo diario para que pienses junto al especialista cómo resolverlos.

Y, por el otro lado, el especialista debería de saber que puede pedirte ayuda en cosas de Medicina General donde "baila" un poco.

Javithink dijo...

Enrique, afortunadamente no decae el ánimo, aunque se ansía la vuelta al centro de salud :) Supongo que la proliferación de blogs y otros recursos relacionados con la medicina de familia y comunidad nos ayuda a mantener el vínculo en la distancia durante esos dos años.

Anónimo, esos 6 meses de inicio es lo mejor que veo al paso de la residencia a 4 años, ciertamente.

Emilienko, lo que comentas es algo en lo que he pensado algunas veces... ¿un residente que sólo ha pasado 6 meses en la Atención Primaria puede realmente aportar un punto de vista diferencial en la atención a los pacientes en sus rotaciones hospitalarias?... Hace unos meses, en una reunión sober docencia en el hospital oí cómo se justificaba la rotación de los MIR de todas las especialidades diferentes a familia por el centro de salud diciendo que "pueden dar sesiones clínicas y enseñar mucho sobre sus especialidades a los médicos de familia"... si esa es la justificación mayor para "convencer" a los MIRes y tutores sobre la conveniencia de dicha rotación...apaga y vámonos :S ...de todos modos, sí que es ciert que los residentes de especialidades generalistas a veces intentamos que se abarque un poco más en las subespecialidades por las que rotamos, en vez de tirar de hoja de consulta y supongo que miramos con más lupa las interacciones medicamentosas y cosillas así :)

Dr. Bonis dijo...

Tómatelo como si estuvieras de safari fotográfico. O de antropólogo cultural. O de turista japonés.

A mí me ayudó a pasar la travesía del desierto. Luego cuando mandas a un paciente a esos paises exóticos por lo menos les puedes advertir de que hiervan el agua antes de beberla o desde donde se ven las mejores vistas... porque tú ya has estado por allí.