[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

22.2.17

Sobornos exentos de impuestos: 9 aportaciones.

A veces leemos noticias que nos parecen mal y dedicamos un rato a explicar el porqué.

Fuente: eldiario.es

En este caso es un tema del que hemos hablado largo y tendido en este blog, así que intentaremos resumirlo en 10 puntos.

1. La relación con la industria farmacéutica se ha asociado con perfiles de prescripción más alejados de la evidencia científica (y no por una distorsión basada en la crítica a la evidencia desde el punto de vista epistemológico, precisamente); esta asociación es, además, dosis-dependiente, por lo que mayores niveles de exposición se asocian con distorsiones mayores. Asociación no es causalidad, pero la fuerza de la asociación y la consistencia de lo publicado a este respecto apoya esta hipótesis hasta hacer que la carga de la prueba caiga sobre quien quiera contradecirla.

2. Lxs médicxs y la industria farmacéutica tienen objetivos distintos. El de unxs debería ser, a grandes rasgos, mejorar la salud de los pacientes y el de la industria es vender sus productos. Ambos pueden ser objetivos legítimos, pero lo que no parece muy legítimo es decir que esos objetivos están siempre alineados. Como explicamos -o intentamos explicar- Usama, Marta y yo en una rapid response al British Medical Journal:

La industria farmacéutica y los médicos no comparten los mismos objetivos. El principal propósito de la industria es maximizar sus beneficios (un objetivo legítimo en una sociedad de mercado). El principal propósito de los médicos es ayudar a los pacientes a mejorar su salud. Para conseguir su objetivo, los médicos tienen que tratar de comprender las causas fundamentales de la enfermedad y sus mecanismos. La presencia de la industria farmacéutica en la formación médica continuada puede tratar de alterar ese abordaje, dirigiéndolo hacia un conocimiento con orientación puramente biologicista, infraestimando la importancia de los factores psicológicos y sociales, llegando a incrementar la medicalización de la vida. Las interacciones entre la industria y los médicos a través de la formación médica continuada pueden suponer la introducción de sesgos de interpretación de la evidencia científica por parte de los médicos en favor de los intereses de la industria.

3. Cualquier medida legislativa (o su equivalente en cartón piedra, que son las proposiciones no legislativas, como la presentada por Ciudadanos) debería ir encaminada a fortalecer los tabiques comerciales entre la industria farmacéutica y la profesión médica, capacitando al/la médicx para el ejercicio independiente. ¿Hay formas de hacer eso? Creemos que sí, y así lo comentamos en un post al respecto hace unos meses -lo siguiente son las recomendaciones para las instituciones públicas-:

1. Incrementar la financiación de los planes de formación continuada, de modo que ésta se pueda llevar a cabo de forma sencilla sin necesidad de financiación por parte de la industria farmacéutica.
2. Conformar grupos de trabajo independientes de la administración (sin filiación política directa) para detectar las necesidades formativas y diseñar los planes docentes.
3. Exigir un número determinado de horas de formación por profesional para periodos concretos (trienios, quinquenios,...) realizadas por entes independientes de las industrias relacionadas con la salud (farmacéutica, alimentaria, diagnóstica,...) -y que fueran realizables con la oferta formativa de fuentes públicas-.
4. Prohibir la asistencia de cargos de libre designación a encuentros formativos con patrocinio industrial siempre y cuando la financiación de dicha asistencia se realice con fondos de la industria.
5. No reconocer como interlocutores válidos a las sociedades científicas que presenten patrocinio de industria que firmen contratos con las administraciones públicas.
6. Prohibir la realización de actividades publicitarias en centros sanitarios públicos.
7. Incrementar la transparencia en relación a las relaciones entre la industria farmacéutica y los dirigentes públicos, especialmente en materia de puertas giratorias, aprobación de medicamentos y fijación de precios.
8. No aceptar como válidas para el cómputo en las bolsas de empleo las actividades formativas organizadas por la industria farmacéutica.
9. Generar incentivos no monetarios (en forma de fomento de la docencia e investigación) para actividades libres de humos industriales.

4. Urge que las actividades organizadas o financiadas por la industria farmacéutica dejen de contar en la hoja de méritos de lxs profesionales sanitarixs que quieran trabajar en el sector público. En la situación actual muchxs médicxs se ven incentivados a aceptar pagos de la industria farmacéutica (en diferentes conceptos) para poder aspirar a sumar puntos en los baremos para bolsas de empleo u ofertas públicas de empleo. Desincentivar esta relación es una responsabilidad de las instituciones.

5. Es cierto que tributar por estos pagos puede parecer en cierto grado una legitimación de los mismos, pero dejarlos exentos de tributación da un paso más y lo convierte en colaboración. Los salarios de lxs médicxs en España son bajos comparados con otros países de la OCDE (aunque sea muy de brocha gorda decir esto y deberíamos ver quién cobra cómo dentro de esa escala de grises que son "lxs médicxs en España"), pero es que los salarios bajos no pueden ser argumento de aprobación de conductas que distorsionan la buena práctica médica y que empeoran la calidad de la asistencia.

6. A día de hoy es factible planificar una formación libre de humos industriales; está claro que hay que hacer renuncias, pero estas son menos cuando se suma la masa crítica suficiente para generar espacios alternativos de formación (como éste). El primer día de la residencia de Medicina Familiar y Comunitaria me dijeron aquello de que "es imposible formarse sin la industria farmacéutica", al terminar la residencia contesté escribiendo un post titulado "me dejaron elegir el color de mis cadenas".

7. Las instituciones públicas hacen una dejación de funciones en materia de formación verdaderamente espectacular, pero también es cierto que existen algunas con cursos que merecen mucho la pena, así como existen instituciones independientes con cursos que dan ganas de llorar de alegría (¿qué decir del Laboratorio del Polimedicado?). Lo que ocurre es que más allá del "pues que nos lo pague nuestro empleador" (¿por qué "empleador" es siempre masculino, por cierto?) habría que preguntarse qué tipo de formación debe organizar y financiar una institución pública. Congresos a 600€ la inscripción con talleres patrocinados por la empresa de cuyo fármaco se va a hablar no parecen la opción más recomendable para invertir dinero público.

8. Probablemente todo pase porque la generación de entornos como IAVANTE (Andalucía) o la Agencia Laín Entralgo (Madrid) no sean cosas efímeras dependientes de fondos europeos o intereses personales, sino ejes fundamentales dentro de la función del sistema sanitario público de generar profesionales independientes, con criterio, actualizadxs y en continuo reciclaje.

9. Tal vez lo que más nos apena de la iniciativa de que los pagos de la industria a lxs médicxs en concepto de "formación" (más viajes y alojamiento) queden exentos de impuestos es el apoyo de una parte nada desdeñable del colectivo médico. Un ejemplo es la Federación de Asociaciones Científico-Médicas, posicionándose a favor sin demasiado rubor.

10. Si alguna vez pensáis que "a mí no me influye"... recordad este post (los sobres que reciben los médicos) y esta gráfica.




6 comentarios:

Daniel Martínez García dijo...

Hola Javier,

impecable el artículo. No podría coincidir más.

Solo querría hacerte un par de preguntas por si tienes información al respecto.

¿Sabes que posición ha adoptado Unidos Podemos ante esta proposición no de ley? ¿Y el resto de grupos?

¿Sabes si la SEMFYC forma parte de FACME?

Un saludo,

Dani

javierpadillab dijo...

Hola Dani,

SEMFyC, al igual que SEMG y SEMERGEN, forman parte de FACME (de hecho yo creo que casi todas las sociedades científicas forman parte.

La proposición no de ley se debate mañana en la comisión de sanidad; UnidosPodemos-En Comú Podem- En Marea va a votar en contra; en resto de partidos ni idea... mañana lo sabremos :D

Unknown dijo...

Que se necesite una propuesta no de ley para esto es muy triste.
Yo soy médico de familia, y por lo que tengo entendido una parte de mi jornada, Algo así como una hora al día, a parte de otras 35 horas al año, deberían ser destinadas a formación, pero las dichosas "necesidades del servicio" hacen inviable esto, ya que la presión asistencial obliga que nuestra jornada laboral carezca incluso del descanso que está reconocido por el estatuto del trabajador. No podemos ir al baño, como para sacar tiempo para la formación en nuestra jornada diaria...
A esto hay q sumar los salarios ridiculiza del medico en nuestro país, y los contratos temporales... es imposible sacar tiempo y dinero para la formación tan amplísima que necesitamos.
Es nuestra empresa pública la que nos debería "obligar" a estar al día. Debería impartir cursos de formación en horario laboral de asistencia obligatoria para todos y cada uno de nosotros, y sobre todos los temas que constituyen el día a día de nuestra consulta.
Bajo mi punto de vista es una vergüenza que nuestros gerentes miren a otro lado cada vez que este tema se pone encima de la mesa.

A ver si entre todos conseguimos algo. Ojalá vea el día en el que todos los médicos, y en especial los médicos de familia, que somos los peor tratados por el sistema, nos unamos para luchar por nuestros derechos y con ello consigamos aumentar en gran medida la calidad de la asistencia que prestamos.

Gracias a los que os dedicáis a informar sobre estos temas.

Un saludo!.

Daniel Martínez García dijo...

Gracias por la información Javier. He visto que finalmente la Proposición no de Ley fue aprobada por la Comisión de Sanidad con los votos a favor del PP y Ciudadanos. ¿Ningún grupo más voto a favor entonces? ¿Sabes cual es el procedimiento ahora para convertirse en Ley? ¿Debe llevarse al pleno del Congreso y ser votada?

Un saludo,

Dani

javierpadillab dijo...

No, ningún otro grupo a favor.

No sé si se llegará a concretar en una ley, no creo... la pantomima del congreso consiste en que se hacen muchas proposiciones no de ley, que son documentos de posicionamiento político, pero no van a más.

De todos modos, el gobierno mediante alguna norma (lo mismo mete alguna cosa en la ley de acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado, junto con todo el resto de los presupuestos) hará que sea así... o no... vamos, que las proposiciones no de ley no son nada vinculante :S

Un saludo!!

Daniel Martínez García dijo...

Esperemos que no quede en nada entonces... sino pues tocará denunciarlo aún más.

¡Gracias de nuevo por la información!