[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

29.4.10

Recopilatio

Rara vez un MIR de cardiología, medicina interna o cirugía tiene que escuchar en una consulta durante una rotación que el tutor de residentes de una especialidad le diga “yo la verdad es que no puedo entender cómo te gusta tu especialidad” (otras veces expresado como -palabras reales- “¿no crees que has malgastado tu elección del MIR cogiendo Medicina de Familia?”).

Esa frase aplicada a la Medicina Familiar (y Comunitaria, aunque presumo que muchos desconocen el segundo apellido de la especialidad) la tuve que escuchar el otro día.

Podría hacer una lista de 50 artículos, 500 compañeros y 5000 sensaciones/sentimientos/pensamientos que podrían por sí solos contestar a esa pregunta, pero voy a limitarlo a 10 motivos, algunos de los cuales ya han aparecido por aquí previamente:

1.Por la entrevista clínica, la cercanía, la necesidad de adaptación... como expresa Borrell (médico de familia, a todo esto) en su libro "Entrevista clínica: manual de estrategias prácticas".
2.Por la polivalencia, la variedad de cada día, la capacidad para hacer una citología vaginal y 1 minuto después hacer un abordaje familiar, gestionar una baja laboral como herramienta terapéutica o decidir conjuntamente con un paciente si esa fibrilación auricular que le hemos recién diagnosticado (porque él vino a la consulta diciendo que al ponerse la mano en la sien notaba el pulso “algo desordenado”) es conveniente complementarla con anticoagulantes orales.
3.Porque contamos las cosas de otra forma, no sólo somos los científicos que diagnosticamos y tratamos, también somos las personas que integramos lo que va más allá de la ciencia y la persona...como recientemente nos contó Amantea.
4.Porque las personas no viven aisladas y hay que saber cómo realizar diagnósticos e intervenciones a nivel comunitario, y eso comienza viviendo los barrios... como escribe aquí Rafa Cofiño...o como se le oye decir a veces (cito de oídas, perdón por las inexactitudes) “yo les diría a los residentes que no investigaran, que ya hay mucho investigado para unos cuantos años, que salgan a la calle y observen, y después, si tienen tiempo, que investiguen algo más”.
5.Porque somos los principales encargados de defender a los pacientes de nosotros mismos, especialmente a aquellos sobre los que el sistema sanitario más se empeña en actuar. Un ejemplo de esto está en este artículo de Juan Gérvas y Mercedes Pérez sobre el encarnizamiento diagnóstico y terapéutico sobre la mujer.
6.Porque somos tan simples que necesitamos ir por orden, y a veces nos encontramos con cosas como la que cuenta Julio Bonis en su blog...
7.Porque es en la Medicina de Familia uno de los primeros lugares donde nos hemos dado cuenta de la importancia de hacer de nuestra disciplina un conocimiento multidisciplinar, utilizando la estadística como herramienta de trabajo (autopublicidad en esta sesión clínica); como artículo de cabecera al respecto de la estadística y los médicos (y pacientes), sigan el link.
8.Porque nos “corresponde” estar al pie de la cama cuando la vida se va acabando, cosa que describe perfectamente Iona Heath en su libro "Ayudar a morir" (imprescindible, Ciertamente).
9.Porque seguimos siendo los médicos de cabecera de la población (que se deja), como aquel libro que se tiene en la mesilla de noche para que no coja polvo en la estantería, acudiendo a él para ahogar dudas y angustias.
10.Porque la gente enferma en sus pueblos y se curan y evolucionan rodeados de sus familiares, y no encerrados durante X días en un edificio gigantesco donde se cierran las puertas a sus familiares y se les conecta a tantos tubos como agujeros hay en su organismo (si no se crea ninguno extra), se les ponen tratamientos que apenas se explican (y, claro, así se puede prever la adherencia al mismo que habrá una vez el paciente esté en su hogar) y se les dice “si alguna vez necesita algo de nosotros, dígale a su médico de cabecera que le vuelva a derivar” (traducción de la coletilla que subyace “porque él ni de coña va a poder solucionarle ninguna duda sobre posologías evoluciones, pronósticos, complicaciones o alternativas terapéuticas”).
Excesivamente ¿ácido?...maybe...pero básicamente son los motivos que tengo para querer Ser Médico de Familia y Comunidad.

4 comentarios:

Anna dijo...

Excelente resumen! Sin duda, como estudiante, influencia el hecho de haber tenido como asignatura troncal Atención Primaria (y con excelentes profesionales, como el Dr.Borrell), pero entradas como éstas harían que muchos que no han tenido mi misma suerte conocieran mejor esta especialidad.

Besos!!

jualito dijo...

Entre los ajenos a la medicina sigue existiendo la creencia de que los médicos de familia no tienen ninguna especialidad. Puede que también exista esa creencia para algunos médicos jeje. Ser médico no te exime de ser un "palurdo".
Quien tiene un buen médico de familia tiene un tesoro.
MCarmen

gloria maria dijo...

Hola Javier!!! Soy Glora María Valle, residente de Medicina Intensiva. La verdad he oido hablar mucho de tí y creo que tus entradas son muy interesantes pero siento disentir en la última razón a la que otorgas un gran sentido a la dedicación de una especialidad admirable, por mi parte, como la Medicina Familiar y Comunitaria ya que la deshumanización con la que he has descrito mi especialidad no es del todo correcta. Es trágico que cuando un paciente crítico esta encerrado entre tubos, máquinas y demás artilugios que manejamos la familia y en este caso la población a la que vosotros accedéis se sienta desamparada y desinformada. Pero lamento decirte que acercamiento, cariño, información,... existe a un nivel tan distinto cómo intentar hacer entender que por más tratamientos y soporte un ser humano no puede responder y tiende a apagarse cómo una vela, entre muchas otras cosas.
El objetivo de mi comentario es que la medicina la ejercen personas y depende de cómo es la persona puede ejercer una comunicación e integración con el paciente y su familia sin limitarse a una especialidad pero sin olvidar que las informaciones y las situaciones son completamente diferente. De todas formas, quería decirte que eres una persona interasante. Seguiré tus pasos. Un saludo

Javithink dijo...

Hola Gloria! un placer conocerte por aquí...
Pues la verdad es que no me refería a Medicina Intensiva en el último punto, en realidad los que estaban en mi cabeza cuando lo escribí eran los pacientes mayores con patología crónica difícilmente remontable que aguantan en plantas de hospitalización con sondas nasogástricas (uno de los puntos que más rechaza la población cuando hace las voluntades anticipadas), sondas urinarias e incluso vías centrales, en patologías en las que se sabe un pronóstico limitadísimo de tal modo que se les niega la posibilidad de un "morir alternativo", por así decirlo...

Sobre Medicina Intensiva puedo tener opiniones pero mi experiencia desde dentro es escasa, por ello no suelo plasmarla por aquí, entiendo que es un hábitat distinto al que me refería, que era el de la planta de hospitalización :)

Gracias por tu comentario.
Un saludo
Javi