[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

31.1.11

Cuando al residente no hay por qué formarlo


((escribo dando voz a otr@s, cuya única diferencia conmigo es que en mi centro de salud son conscientes de las necesidades formativas del residente)).

Cuando uno termina el periodo hospitalario como MIR de Medicina Familiar y Comunidad, vuelve al centro de salud con la esperanza de empezar a desarrollar su labor como médico de cabecera, ese ente definido principalmente por tres características:

1. Polivalencia de los profesionales.
2. Accesibilidad.
3. Longitudinalidad en la atención

Pero la realidad no siempre es como la pintan, y se da la situación de que al residente sólo se le "instruye" en los dos primeros puntos y para más inri de una forma muy viciada... de este modo, la reconfiguración de estos 3 valores fundamentales de la Atención Primaria serían los siguientes:

1. Polivalencia de los profesionales: consistente en que cada día de la semana pasarás una consulta diferente - a poder ser nunca la de "tu cupo/el cupo de tu tutor"-. Para un mejor desarrollo de esta capacidad, el residente desarrollará todas estas labores en solitario y soportando una mayor carga asistencial en muchas ocasiones que los adjuntos que habitualmente (o no tan habitualmente) ocupan las diferentes consultas en cuestión.

2. Accesibilidad: dícese de la obligación del residente de consignar su vida a la labor asistencial de consultas ajenas a "su cupo/el cupo de su tutor", no siéndole permitida la asistencia a curso alguno (incluso cuando estos puedan estar organizados por la Unidad Docente de la cual forma parte. Además, siempre cabe la posibilidad de que suene el teléfono y al otro lado resuene la voz de un director de centro de salud que premie tu competencia con un "oye, que mañana pasas la consulta de pediatría de X por la tarde, que se ha roto la uña del pie".

3. Longitudinalidad: este punto no se puede ilustrar ni siquiera de forma irónica o hiperbólica. La longitudinalidad en la asistencia es una característica que muchos de mis compañeros no podrán disfrutar hasta que dentro de 30 años tengan un cupo fijo, y para entonces ¿qué referencia tendrán de eso de la longitudinalidad?. No sirve de mucho resaltar las virtudes de la Medicina Familiar y Comunitaria, aludiendo constantemente a la visión global y el trato longitudinal, cuando se priva a los Médicos de Familia y Comunidad que están empezando del aprendizaje y la vivencia que dichas características aportan.

Cuando termine la residencia no sé qué futuro me esperará, si suplencias migratorias de un día en cada consulta de la provincia de Sevilla o algo con más continuidad (en el campo de la medicina asistencial o no), pero gracias a mi tutor y el resto de médicos de mi centro de salud se que Recordaré el periodo pasado allí como un modelo de atención 1.Polivalente, 2.Accesible y 3.Longitudinal [espero no arrepentirme de estas palabras dentro de un año :P]

Mientras tanto, habrá que intentar mantener viva la ilusión medicofamiliar de los compañeros que padecen lo que acabamos de comentar... ¡Ánimo!

5 comentarios:

egavilan dijo...

Muy agudo, Javi.
Aunque hay más core values: no dejaría de lado el holismo o unidad bps, además de la integralidad y el patient-centredness. Conviene leer estos dos fantásticos artículos que sumarizan no sólo nuestros valores fundamentales como médicos de familia, sino también nuestro fundamento científico:
http://www.annfammed.org/cgi/content/full/4/5/450
http://fampra.oxfordjournals.org/content/21/4/458.full
Por otro lado, durante generaciones enteras de residentes se ha olvidado transmitir lo esencial de la especialidad, que son esos y otros valores, Javi. Así, la especialidad y la AP se están vaciando de contenidos ideológicos y carentes de argumentos. Hay que recobrar en cada cosa de nuestro quehacer (desde el diseño de las agendas hasta los servicios que estamos dispuestos a ofrecer) estos valores que siempre nos han definido y caracterizado.
Un abrazo

Gilbertman dijo...

Desde mi punto de vista, Javier un residente lo que más debemos transmitiros los tutores es ilusión por nuestra profesión.
Te mando un link de mi blog.
Un abrazo.
http://gilbertman-oscar.blogspot.com/2010/10/medicina-rural.html

mondomedico dijo...

Casi todos los médicos de cabecera sois médicos de trinchera, curtidos en muchas pequeñas batallitas, bien templados. Me da pena leer artículos como éste, que me dejan con el amargo sabor de boca del residente-manodeobrabarata que quieren algunos.

ene dijo...

La cuestión entonces es preventiva:

¿Cómo no caer en un CS así?

Javithink dijo...

Grandes artículos, Enrique... pasan al apartado de Imprescindibles... :)

Ene, la forma de no caer en un CS así es preguntar a los residentes que allí estén antes de elegir centro de salud... y, claro, en la mano de uno también está el decir que NO, sabiendo lo que uno se juega pero también sabiendo el poder que uno tiene...