[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

11.1.13

Tú lo llamas liberalismo, yo lo llamo Robo (a propósito de un Güemes)

Unos lo llaman liberalizar, fomentar la participación de la empresa privada o mil y un términos más. En médicocrítico somos más de llamarlo Robo. Y es que amanecer con noticias como esta no hace sino confirmar lo que llevamos tiempo diciendo por aquí:


Juan José Güemes, marido de Andrea Fabra (sí, ella), ha seguido el siguiente camino:

1- Nombrado Consejero de Sanidad por Esperanza Aguirre.
2- Como consejero de Sanidad será recordado por dos hechos: a) oponerse a la aplicación de la ley antitabaco por vulnerar las libertades individuales (olé) y b) trabajar por la privatización de servicios sanitarios y la entrada de la empresa privada en la sanidad madrileña. Durante su mandato inspiró este texto de nuestra querida Adrastea_Quiesce.
3- Dimitió tras el oscuro caso del trasplante de hígado de su suegro, Carlos Fabra (sí, él) [recomendamos leer "¿Cumplió Fabra el protocolo de trasplantes?" de Nueva Tribuna]
4- Ocupar diversos cargos en empresas privadas y conseguir, oh casualidades del destino!, la concesión de un servicio que él previamente había privatizado.

Para promover la privatización de servicios aludimos a Suecia olvidando que nuestro modo de trabajo es más bien el de Camerún (campeona mundial de corrupción en varias ocasiones). Las puertas giratorias en España  son una cosa común (y lógica para una parte del electorado, que parece ver en este modelo corrupto un anhelo para su futuro personal más que un expolio de los bienes colectivos). En España privatizamos la gestión y cuando intentamos vender nuestro modelo a otros países estos nos dicen que nuestras relaciones entre la empresa privada y la pública son tan opacas que no podría llevarse a cabo en sus sistemas sanitarios (esto es lo que pasó cuando se intentó vender el Modelo Alzira al National Health Service británico).

Estamos otorgando la gestión de servicios públicos a unas siglas detrás de las cuales ignoramos qué hay (lean este artículo de eldiario.es)... cualquier día de estos descubriremos que los mismos que gestionan nuestros servicios sanitarios aquí son los que financian guerras allá o los que utilizan los fondos públicos para autocontratarse prestaciones farmacéuticas en las áreas de su competencia.

Mientras tanto, a esta forma de otorgar explotaciones monopolísticas de un bien público nosotros la seguiremos llamando ROBO.

Actualización 14/01/2012.

El día que escribimos este artículo enviamos un correo electrónico a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) donde decíamos lo siguiente:
Buenos días,
mi nombre es Javier Padilla y soy médico de familia. Les escribo porque escribiendo sobre temas variados he llegado a algunas lecturas sobre el caso del trasplante de Carlos Fabra y algunos textos que hablaban de su posible alteración de la lista de trasplantes. Les escribo para saber si la ONT emitió en su momento algún comunicado al respecto (no lo he encontrado y me extraña porque una de sus características es velar por la transparencia en el proceso del trasplante y listas de espera).
Muchas gracias, un saludo y buenos días.
Hoy nos han respondido desde la ONT lo siguiente:
Estimado compañero:

Desde sus inicios, la ONT ha gestionado la lista de espera para trasplante con absoluta transparencia y con mecanismos de control, atendiendo única y exclusivamente a criterios clínicos e independientemente de la raza, sexo, religión, situación económica y/o profesional del paciente cuya vida depende de un órgano para sobrevivir, y sin discriminación positiva o negativa.

Esperando haber aclarado sus dudas, reciba un cordial saludo.
Si la respuesta hubiera sido algo más elaborada en vez de copiarla tal cual la habríamos analizado en un artículo de forma independiente (y habríamos preservado las palabras del mail), pero viendo que es el discurso oficial sin responder a nada explicitamente, aquí queda. 

7 comentarios:

Martamarr Mar dijo...

lo comparto

Ko dijo...

toda la razón. esto es un expolio de lo público. un robo en toda regla. compartiendo...

irezumi dijo...

Mi abuelo siempre me dice "mira si es rica España que llevamos toda la vida robándola y aun sigue en pie". Qué triste.

Garpe dijo...

Yo a esto lo llamo: CORRUPCION DIFERIDA... que lógicamente no está perseguida ni siquiera contemplada en las leyes... evidentemente el legislativo no va a echar piedras contra su tejado.... sinceramente creo que solor los ciudadanos con nuestra movilizacion y nuestro VOTO INFORMADO... podemos parar este latrocinico continuo .... pero para esto haces falta que "LOSMEDIOS DECOMUNICACIONALSERVICIODELACIUDADANIAYLADEMOCRACIA"... hagan bien su trabajo con ética y profesionalidad y descubran estos pasteleos... para que así la ciudadanía puedan emitir SU VOTO INFORMADO.
Comparto la denuncia y el apelativo de robo
Un saludo

Carmen Pérez-Crespo Gómez dijo...

Lo peor es pensar !en que manos estamos !" y todo el tiempo de legislatura que les queda para seguir minando los servicios públicos si no hacemos nada.¿Como es posible que se pueda ningunear a los profesionales, que son los que de verdad saben de esto y nadie con poder (oposición) se plante y diga HASTA AQUI HEMOS LLEGADO.¿Cómo es posible que hablen abiertamente de que la gestion privada es mejor si tenemos los ejemplos de la banca de todos los colores ...para negar esta premisa?.

Amanda dijo...

Es en la evidencia de indefensión... en el vergonzoso escándalo del abuso reiterado y sañudo sobre el infefenso pueblo... donde la luz de la violencia justiciera (antiguamente postergada por considerarse innecesaria dado nuestro periodo evolutivo) vuelve a cobrar sentido. Y pareciera, que sólo la vuelta al eco de antiguas guillotinas ensangrentadas, pudiera devolver al pueblo la esperanza de recobrar lar riendas de la justicia y la libertad.

Freelancer Spain dijo...

A todos, en nuestros modestos ámbitos, nos exigen comportarnos con decencia moral y de forma honrada. Y generalmente esto se cumple y lo hacemos con gusto, no porque nadie nos obligue, sino porque es lo que nos dicta nuestra conciencia. Y ¿se puede decir lo mismo de esta indecente casta que nos "gobierna"?, ¿los políticos que hacen?
Paco-Ropa barata