[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

26.8.10

A los niños vascos que no los vea un médico de familia... por favor...

¿Puede un médico de familia ver niños desde 0 hasta 14 años con la misma solvencia que un pediatra, teniendo la posibilidad de derivar los casos en los que necesite la consultoría de un especialista en pediatría cuando fuera necesario?

En torno a este tema hay poco que añadir a lo dicho por Julio Bonis en su post al respecto, pero me veo obligado a escribir este post después de leer esta mañana (al volver de la guardia... para descansar con la sangre caliente) la noticia aparecida ayer en El Correo

La asociación vasca de pediatras rechaza que los niños sean atendidos por médicos de familia ante la escasez de especialistas.

Esgrimen como argumento que los médicos de familia sólo tienen 3 meses de formación en pediatría (obviando todas las guardias de centro de salud realizadas a lo largo de la formación en la cual no se diferencia niño de adulto e ignorando por completo que además de los 3 meses que hay según el programa casi todos los residentes realizan complementos formativos en su última etapa del centro de salud).

Además, insinúan que la edad pediátrica debería ampliarse (hasta los 18 años dicen algunos foros)...

No voy a entrar en mayores disquisiciones, simplemente anotar algunos Hechos:

- si un niño va a un centro de salud en horario de tarde (a nos ser que a su pediatra le toque hacer la tarde), noche o fin de semana, será visto de urgencias por un médico de familia.
- la salida laboral para un médico de familia recién terminado es aceptar pasar consulta de pediatría de atención primaria, puesto que no se encuentran pediatras para cubrir esas plazas.
- las asociaciones de medicina de familia y atención primaria podrían esgrimir, de igual manera, que profesionales formados tan sólo un par de meses en Atención Primaria no deberían ver pacientes en este medio (es lo que ocurre con los pediatras y sus rotaciones en el ámbito de la Atención Primaria).
- la atención primaria NO atrae a los especialistas HOSPITALARIOS en pediatría (al menos a su grandísima mayoría), como demuestra la alta tasa de subespecialización de dichos profesionales en su último año de residencia.
- a los médicos de familia que trabajan en consulta de pediatría de atención primaria se les maltrata haciendo que estos contratos les cuenten en menor forma para las oposiciones y no pueden "asegurar" una plaza en la que son utilizados como mano de obra provisional.


A pesar de esta situación en la que multitud de centros de salud de España están sin especialistas en pediatría, siendo los niños de dichas zonas vistos por especialistas en medicina de familia, aún no se han observado casos de pueblos con niños muertos por las calles ni repuntes de malformaciones o gravísimas patologías ya extintas porque su médico no las hubiera visto en sus escasos 3 meses de formación pediátrica

¿Llegaremos algún día a la estructura de médico de familia que atienda a TODA LA FAMILIA y presencia de pediatras en los centros de salud o de especialidades como consultores Asequibles para la resolución de problemas que requieran una atención pediátrica más específica?

a ver por donde van los tiros...

6 comentarios:

Emilienko dijo...

"- las asociaciones de medicina de familia y atención primaria podrían esgrimir, de igual manera, que profesionales formados tan sólo un par de meses en Atención Primaria no deberían ver pacientes en este medio (es lo que ocurre con los pediatras y sus rotaciones en el ámbito de la Atención Primaria)."

Es por razones como ésta en las que uno ve que algunas asociaciones de médicos especialistas se preocupan demasiado por "tirar para su lado" que por otras cosas como, por ejemplo, mejorar la salud.

mamá pediatra dijo...

Pues yo como pediatra pienso que la atención que puede dar un pediatra es diferente de la que da un médico de familia. Quizá no en la forma, pero sí en el fondo. Los niños no son adultos en pequeñito, su fisiología y su patología difieren en bastantes puntos.
He leído el post del Dr. Bonis y me parece muy beligerante.
Cabe recordar que Pediatría es una especialidad y al igual que justamente los médicos de familia reivindican este hecho, estaría bien respetar el trabajo de otros compañeros.
Puedo estar de acuerdo en que el control del niño sano en un niño "sano" no tiene mucho secreto. Pero algunos niños tienen patologías propias de la infancia o derivadas de su periodo neonatal.
Probablemente haya médicos de familia que hagan muy bien labores de pediatra, porque se han preocupado en su formación tanto en la residencia como posteriormente. Pero también te diré después de haber tenido a mi cargo residentes de familia formándose, que hay muchas diferencias y hay quien pasa por pediatría como si fueran al matadero.
Yo estudié mi carrera e hice mis prácticas. Muchas patologías del adulto quizá con cierto "training" me atrevería a tratarlas....pero creo humildemente que estarían mejor atendidos por alguien que supiera más de adultos.
Un saludo

Javithink dijo...

Mamá pediatra,
en este problema tenemos que distinguir dos asuntos, lo que deseamos y lo que tenemos.

Lo que tenemos es a cientos de médicos de familia trabajando con el cartel de "pediatra" en la puerta de la consulta, sumando una fracción de los puntos de su contrato para una futura oposición y ocupando una plaza que nunca podrán "asegurar", mientras los pediatras (claro que es una especialidad... eminentemente hospitalaria, de hecho) se pelean por pillar un contrato estable en los hospitales.
La atención dispensada por un pediatra será distinta a la dispensada por un médico de familia, está claro; al igual que la atención a un diabético por parte del médico de cabecera será distinta a la de un endocrino (sin que éste último consiga mejores tasas de éxito en el control de la enfermedad a pesar de ser "el experto"); la visión será distinta, totalmente de acuerdo. Durante el tiempo que estuve en la consulta de pediatría de mi centro de salud me llamó la atención cómo un considerable porcentaje de las consultas que podían verse como "absurdas" (lo que Bonis llama llevar al niño a que el pediatra le suene los mocos) estaban íntimamente relacionadas con entornos familiares disfuncionales, cosa que el pediatra ignoraba en muchas ocasiones porque no tenía en su cupo a los padres del niño ((me di cuenta al principio con padres que eran del cupo de mi tutor))...
¿residentes de familia que pasan por pediatría como si fuesen al matadero? y también cuando rotan por trauma, gine, oftalmología,... al igual que hay residentes de pediatría que no quieren ver neonatos porque lo que les gusta es la nefrología pediátrica, no la neonatología de UCI...

Independientemente de los diversos planteamientos que podamos tener, lo que está claro es que cada vez más se va planteando una situación que deberá resolverse... yo por lo pronto cuando termine la residencia cogeré el menor número de sustituciones de pediatría que me permita seguir manteniendo mis competencias...

Un saludo!
Javi

mamá pediatra dijo...

Está claro que el problema existe y que es difícil cubrir las plazas de pediatra en los centros de salud. Hasta ahí totalmente de acuerdo. Pero no se puede confundir este hecho que es innegable con que es lo mismo quién atienda al niño.
En cuanto a las familias disfuncionales no creo que sea necesario tener a los padres en el cupo para saber de qué va el tema. Con un poco de ganas y tiempo (ese bien escaso en las consultas de primaria) se logra saber qué tipo de familia tenemos delante.
Una de mis amigas pediatras que trabaja en un barrio muy humilde y conflictivo del cinturón de Barcelona me explicó el otro día que una madre pidió hora y fue sin el niño. Fue a explicarle (a ella, a la pediatra) que se divorciaba y toda la problemática asociada. Los padres suelen explicarle muchas cosas de su propia vida al pediatra, créeme. Y también sabemos diferenciar cuando los mocos no son en realidad el problema...
Un saludo

Javithink dijo...

Vaya, por descontado que lo sabéis diferenciar... no habré dicho yo qué, ¿no?
Lo que comento en torno a las familias disfuncionales, viene a ser que, al igual que yo no pretendo saber administrar surfactante en una UCI neonatal, no se puede decir que los pediatras cuenten en su cartera de competencias con la intervención y terapia familiar (la identificación de las fases de un ciclo familiar y los diversos modos de actuación van más allá de la empatía familiar y la sensibilidad profesional que pueda caracterizar a un pediatra).

Insisto, una vez más, en que yo no he dicho que "es lo mismo quién atienda al niño.", simplemente depende de lo que estemos buscando.

[y no hablo desde la ignorancia de lo que es la pediatría de atención primaria, además de haber rotado por ella de estudiante y de residente, mantengo una particular relación con esta disciplina a través de la conversación frecuente con la madre de mi novia, pediatra de atención primaria "detodalavida"]

Miguel dijo...

javithink, no había leído este post, te he contestado en el del Dr. Bonis...
Da para mucho este tema, pero esta división entre médicos es esquizofrenogena..
Hay pacientes para todos