[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

26.12.10

Sentando las bases de un sistema sanitario (J.Tudor Hart)

Os dejo a continuación un texto que a más de uno debería darle qué pensar...

“Nueve características del NHS – National Health System”- como institución económica diferenciada”, escrito por Julian Tudor Hart en su libro (más que recomendable) Economía política de la sanidad. Una perspectiva clínica. [1ª edición en español, 2009]

1.Era un único y diferenciado servicio nacional que incluía todas las categorías de las plantillas implicadas directa o indirectamente en la atención, accesible de forma gratuita para todos los ciudadanos de acuerdo con sus necesidades y casi por completo sin que existieran pagos personales.
2.Era una institución económica gratuita que cubría a todo el mundo, financiada por impuestos generales (en su mayor parte por el impuesto sobre la renta). No se trataba de un esquema de seguro pagado por el Estado, ni de una institución económica financiada por consumidores en un mercado abierto.
3.Sus principales aportaciones y actuaciones eran las interacciones personales entre los profesionales y los ciudadanos. Estas interacciones de hecho (aunque originalmente no en teoría para los profesionales) dependían de la experiencia conjunta y de los criterios de ambas partes. Los profesionales, los enfermos y la población podían, en consecuencia, convertirse en socios productores de salud y los profesionales no eran dispensadores de servicios sanitarios con intereses potencialmente enfrentados a los de sus pacientes.
4.Su producto era potencialmente mensurable en términos de incremento de salud de toda la población, no como actuaciones diversas que adquieren los consumidores individuales.
5.No se esperaba que los miembros de su plantilla y unidades de que constaba la institución compitiesen entre sí para conseguir una fracción de mercado, sino que cooperasen para conseguir el máximo servicio útil. El secreto comercial no tenía razón de ser y era impensable.
6.La continuidad era crucial para su eficiencia y efectividad y la ausencia de la misma y su fragmentación fue el factor más importante de los que originaron ineficiencia y errores.
7.Los miembros de las plantillas de cada centro y los ciudadanos creían intuitivamente que eran moralmente propietarios y debían lealtad hacia las unidades vecinas del NHS. Par ala mayoría de la gente, carecía de significado la elección por parte de los consumidores entre dispensadores competitivos de servicios. Todo el mundo conocía los problemas de los médicos generales y de los hospitales que, naturalmente, no querían usar, pero el remedio a esto se pensaba en general que estaba no en opciones de mercado alternativas, sino en dar los pasos oportunos para formar bien a los trabajadores, elevar su moral y mejorar los recursos en los puntos débiles.
8.Ninguna de las decisiones que se adoptaban y pocos de los procedimientos técnicos que se empleaban podían protocolizarse del todo y las decisiones implicaban cierto grado de incertidumbre y duda, y todos los procedimientos se llevaban a cabo en un contexto que estaba en continuo cambio por el carácter creciente de los conocimientos.
9.El NHS era, y sigue siendo, a pesar de los intentos de “industrialización”, una institución económica de trabajo intensivo. Cada nuevo aparato de diagnóstico o de tratamiento genera necesidades crecientes de personal más capacitado, capaz de controlar e interpretar el trabajo del mismo y de traducirlo a términos humanos, de modo que los enfermos puedan participar en las decisiones y en la promoción y el mantenimiento de la salud. Aunque los aparatos conlleven la necesidad de nuevos recursos técnicos también implican la necesidad de habilidades humanas más especializadas, particularmente capacidad de enseñar, que se aplican a través de interacciones personales que tienen como receptores personas excepcionalmente vulnerables, no sólo de forma episódica, sino a lo largo de todas sus vidas.

1 comentario:

Fidel Codex dijo...

Aquí seguimos copiando sus políticas pero sin profundizar en el papel del médico que allí sigue existiendo:
Ver:
http://pemechesjuspi.blogspot.com/2011/01/medico-elegido-medico-reconocer.html
Bienvenida la libertad de elección de médico en el SNS. Ojalá se extienda a toda España, pero está libertad de elección no se puede hacer a costa del médico. Es muy idílico que pagando lo mismo se pueda tener al profesional sanitario que se desee. Es ilusorio que ese profesional pueda, en el horario de trabajo que le corresponde -el mismo que el resto de compañeros del SNS-, atender a toda la avalancha que se pueda crear -el boca-boca es poderosísimo en temas de salud- y si las retribuciones no son diferenciadas, es una verdadera injusticia.