[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

8.10.11

Maneras de recortar

Si una palabra es recurrente en los medios de comunicación en las últimas semanas (además de fútbol, galácticos y demás mierdas) es "recortes"... y si una lección en el ámbito de lo sanitario nos está dejando esta crisis es que hay diversas maneras de recortar, pudiendo destacar principalmente dos:

1. Recortes a la catalana: consiste, principalmente, en recortar servicios para dejar de hacer gasto. Por ejemplo:

 
  Además de "pedir" a los profesionales sanitarios que renuncien a parte de su paga extra y hacer que sobrevuele en todo momento la sombra de las bajadas de sueldos a dichos profesionales. Todo esto se complementa si, para dirigir la sanidad de tu Comunidad Autónoma colocas al antiguo dirigente de la "Unión catalana de hospitales", que se define como una asociación empresarial de entidades que tienen la función de prestar servicios sanitarios y sociales. Lo que vendría a llamarse "ser juez y parte".

2. Recortes a la danesa: se trata de intentar redirigir el gasto sin recortar servicios, intentando maximizar la eficiencia de los recursos utilizados. Hacen suya la frase de Vicente Ortún de "si mejoras la eficiencia clínica estás mejorando la equidad". Lo que han hecho lo podemos ver aquí :

     Estos recortes no "minan el derecho de los daneses a ser tratados con la droga más novedosa", sino que intentan que los ajustes económicos se realicen siguiendo las pruebas científicas que colocan a unos medicamentos u otros como más eficientes.

¿Y en el resto de España qué?...

aquí bien, gracias, lo único que importa es que si recetas la última novedad hipermegacara y que no sirve para nada lo hagas en principio activo.

En fin... a ver si nos llegan aires daneses...

[Lecturas complementarias:
- Twitter de Ernesto Barrera (imprescindible para enterarse de todo este tipo de noticias).

2 comentarios:

Ana M. dijo...

Muy interesante. Precisamente me había puesto a informarme sobre la delicada situación sanitaria al hacer un comentario en mi blog acerca de la misma.
Creo que nos estamos metiendo en la boca del lobo y que no estamos haciendo las cosas bien. Y lo vamos a lamentar.
Un saludo
Voy a seguir informándome!

elhuertogeneroso dijo...

Claro, conciso y con sentido. Sale mucho más a cuenta alimentar la salud que medicar la enfermedad, se dice rápido y no es fácil pues estamos muy acostumbrados al "tómese esto" de un lado y al "deme algo" de otro. Estamos en un momento en el que el trabajo en equipo es muy importante, el usuario tiene la responsabilidad sobre su salud y el médico la importante labor de ayudar en esa tarea.
Los recortes están enfocados para recaudar más que para evitar gastos y que haya médicos críticos es important. Que te miren mal por preferir no tomar antidepresivos para dejar de fumar es bastante frustrante y que el propio médico diga que no cree que sean la solución pero que es el protocolo asusta. Hace falta crítica, sentido común y responsabilidad para que no nos recorten también la capacidad de ejercer un buen trabajo y de tomar decisiones saludables.

Saludos!