[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

13.7.11

Del e-patient al p-patient... o el periplo del error de foco

El p-patient (poor-patient) es un tipo de paciente muy frecuente en nuestras consultas del centro de salud y hospitales, pero lo será mucho más en los próximos años. El tipo de consultas más frecuentes en el p-patient suelen estar relacionadas con afecciones cardiovasculares, trastornos por somatización y consultas encuadrables dentro del ámbito de lo psicosocial.

El p-patient no demanda relacionarse con su médico por correo electrónico ni que la consejería de salud de su comunidad autónoma se gaste chorrocientos mil euros en redes sociales de pacientes o plataformas virtuales que lo empoderen. En realidad el p-patient en muchas ocasiones no sabrá siquiera deletrear la palabra “empoderar”.

Al p-patient no se le organizan congresos o jornadas, no se le escriben libros y ninguno de ellos se convertirá en un conferenciante de éxito. Lo más que logrará algún p-patient será encontrar un médico que entienda qué es lo que se esconde detrás de sus dolencias (e incluso delante). Lo más que se logrará para los p-patients será bajar la tasa de paro, remodelar edificios de 8 plantas sin ascensor o subir el salario mínimo interprofesional.

¿Que hay que prestarle atención también al e-patient (paciente que usa internet)? No me cabe duda, pero las diferentes atenciones que se le prestan a unos pacientes (e-patients) y a otros (p-patients) me hacen ver que seguimos fomentando un modelo de sistema sanitario que tapa más a quien menos frío tiene.

6 comentarios:

BULBUL dijo...

Simplemente brillante. Con tanta "modernez" y tanta "Sanidad 2.0" corremos el riesgo de alejarnos de la realidad. De hecho, me da la impresión de que ya lo estamos haciendo...

Diego dijo...

No estoy del todo de acuerdo.
Entiendo que por supuesto se deben promover y potenciar estrategias de acceso e información al "p-patient", pero esa realidad no resta acierto a las estrategias de incorporar las tecnologías de la información a la realidad sanitaria. Información es poder, y creo que el acceso cuasiuniversal (en nuestra sociedad) a la información es la auténtica revolución del siglo XXI. No podemos quedar al margen.

Javithink dijo...

Está claro que las tecnologías de la información deben incorporarse al sistema sanitario... al menos a la formación de sus profesionales y a los aspectos en los que se vayan demostrando como efectivas y costo-efectivas con respecto a lo que tenemos ahora.
El tema es el del coste de oportunidad. En una situación de recursos limitados el enfocar sistemas completos de salud hacia estrategias de desarrollo 2.0 implica dejar fuera a la población que se define como "población diana" principal en las actas fundacionales de nuestro sistema sanitario. Caminar hacia delante sin echar la vista atrás nos puede costar un reguero de perjudicados, mientras que el avance conjunto y colaborativo no sólo sería más ético y eficiente, sino que sumaría efectivos para la tan dospuntocéricamente nombrada "Comunidad".
Un saludo!
Javi

mondomedico dijo...

Como me dijeron hace poco...quizás estamos rascando donde no pica, estamos ofreciendo cosas que el paciente no puede aprovechar y no le ofrecemos lo que necesita y es bueno para su salud. Muchos de mis pacientes no saben manejarse en Internet, así que esos recursos de poco provecho son para ellos. Lo único que quizá puedo hacer en su favor es imprimir algunos artículos interesantes de blogs que me inspiran confianza, artículos del Fisterra, etc...

Luis dijo...

Completamente de acuerdo! Hay mucho bombo sobre los ePacientes y lo dice uno de los editores del libro mencionado.

La pregunta es como mejoramos la salud de los p-pacientes con los recursos y herramientas que disponemos. Los p-pacientes siempre son los más excluidos (será que votan menos? o pagan menos?).

Me encantaría que nos escribieras más extensos sobre como el 2.0cerismo puede estar excluyendo a muchos. Si quieres lo colgamos en la web del libro.

Una cosa no mencionas, que raro es el p-paciente que no tenga un e-paciente cerca ayudandole.

Ana g dijo...

La mayoría de mis pacientes se han convertido en p-patiens, y se me acaban los diagnósticos Z- Si he de escoger prefiero ascensor a tarifa plana.....