[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

26.7.11

¿Sabemos lo que cuesta lo que usamos? o "bastante tengo con saber medicina como para saber de dinero"

Imagine que a usted se le estropea el coche y usted lo lleva a un taller. El empleado del taller le dice que su coche necesita arreglar una pieza y que habría otra que cambiarla no le vendría mal. Le dice que pase por la caja para abonar el importe. Usted le pregunta que cuánto dinero será eso aproximadamente, sobre todo para saber si cambiar la pieza que "no le vendría mal cambiar" ("porque si no es imprescindible..." piensa para si mismo). El mecánico le dice "pues la verdad es que no tengo ni idea de lo que cuestan las piezas con las que trabajo".

Si cambiáramos mecánico por médico y usted por paciente tenemos lo que sería una situación estándar en la mayoría de las consultas de éste, nuestro sistema sanitario.

Porque ahora que tanto hablamos de prescribir por principio activo, disminuir el gasto farmacéutico, uso adecuado del medicamento, blablabla,... es raro escuchar voces (excepto por alguno con la cabeza muy bien amueblada) que se pregunten ¿saben los médicos lo que cuesta lo que utilizan?... ¿repercutiría ese conocimiento de alguna forma en su perfil de prescripción?...¿nos da igual todo eso a los médicos?

A este respecto escribió algo nuestra queridísima Adrastea_Quiesce (et al) en un ejemplo de que los trabajos realizados en la universidad deben servir para evidenciar vacíos de conocimiento y formación en nuestra etapa de estudiantes... "¿Conocen los médicos el valor de lo que usan?" se llamó el trabajo... y aunque tal vez yo cambiaría el término valor por coste, es una suerte poder releerlo...

lean y comenten... 

estudiopercepcioncoste

7 comentarios:

Adrastea_Quiesce dijo...

Me sonroja ud, Paddington.

Jose Valdecasas dijo...

Gran trabajo y, como de costumbre, poniendo el dedo en la llaga. En postPsiquiatría (publicidad encubierta) hicimos una entrada sobre precio de psicofármacos que os dejo enlazada, por si interesa:

http://postpsiquiatria.blogspot.com/2010/10/hagamos-cuentas.html

Abrazos.

BULBUL dijo...

Post más que interesante. Pero en la Oncología la situación es algo diferente. No hay tanta "competencia", no hay tantos genéricos. Simplemente, hay una serie de fármacos, cada uno con una serie de indicaciones. Como todo el mundo puede suponer, los fármacos oncológicos, sobre todo los más nuevos, son tremendamente caros. Pero si las Autoridades Sanitarias consideran que alguno es demasiado caro para lo que aporta, lo tiene muy fácil, que no lo autorice y punto. Sin embargo, no se opta por esta solución: se autoriza prácticamente todo, y luego se pasa el "marrón" al prescriptor, insistiéndole en que el gasto farmacúetico se dispara y que lo que prescribimos es muy caro. Pues lo siento pero por ahí no paso: sin considero que es lo mejor para el paciente y está autorizado, el precio es lo que menos me importa.

La anestesista inocente dijo...

Analogía muy correcta. Tenemos que cambiar la mentalidad, por parte de médicos/mecánicos y clientes/pacientes: dejar de echar balones fuera, asumir responsabilidades e intentar buscar soluciones en nuestras áreas correspondientes que ayuden a sostener una sanidad pública que necesita de la comunicación y el trabajo y buena voluntad de todos para salir adelante.

Gracias por la entrada, artículo y reflexión.

Jose Valdecasas dijo...

Bulbul: Dices "si considero que es lo mejor para el paciente y está autorizado, el precio es lo que menos me importa". Me parece correcto y más en la especialidad en que trabajas.

Creo que el problema surje cuando lo que se prescribe no es lo mejor sino simplemente lo más nuevo (y por tanto menos seguro), que además es lo más caro. En mi especialidad te aseguro que pasa mucho (pero no es la única).

JA Barea dijo...

joder que alegría de discusión-debate. Gracias.

Yo que aun quedo a unos traveses de la clínica me quedo con algo que decía javi "en un ejemplo de que los trabajos realizados en la universidad deben servir para evidenciar vacíos de conocimiento y formación en nuestra etapa de estudiantes...". Adrastea nos ejemplifica una manera de construir-salud desde dentro. Me refiero, direccionando las posibilidades que el entorno da trabajar a los temas que veo críticos en la salud de hoy. Siendo entorno: la universidad que sólo estimula al Santander, el Servicio en el que me califican de "suficiente" etc.

Gracias marta.Bueno nada de gracias!,¿ que parte de tu fisio-ego estaba de vacaciones para que esto lo publicara javi y no ud?. Grrrrr

BULBUL dijo...

Totalmente de acuerdo José, muchas veces nos ciega la "novedad", la pesadez del representante de turno, el ser el más innovador... Eso no lo niego. Pero tampoco veo justo que se quiera cargar todo el mochuelo del gasto sanitario al prescriptor, cuando hay mucha gente que se supone que debe dedicarse "sólo" a gestionar y lo hacen tan rematadamente mal.