[Con intención de reactivar la economía y la marca España andamos en reformas. Disculpen si le desahuciamos, expropiamos o simplemente le jodemos. Mientras seguiremos hablando..]

27.5.12

Individualistas hasta para protestar

Circula por internet, móviles y boca a boca por Andalucía un texto salido a la luz tras los recortes sobre los empleados públicos propuestos (vía Decreto Ley, que lo del debate parlamentario no está de moda) por el Gobierno andaluz en las últimas semanas (aún pendiente de ver cómo queda tras la negativa de Izqueirda Unida a apoyarlo tal cual está sin negociación previa con los trabajadores). El texto dice lo sigueinte [mis comentarios van después, lo he copiado según se puede encontrar, en múltiples sitios de internet, ni las mayúsculas ni la -incalificable- redacción son mías]:

ESTIMADOS COMPAÑEROS MÉDICOS DE ANDALUCÍA: Esta mañana me levanto con la sensación de que NOS ESTÁN ROBANDO (entre 6000 y 12000 euros anuales netos). No sólo a nosotros. Nos están robando a nuestros padres, que cargaron con el peso de que nos forjáramos una carrera y un futuro y nos hiciéramos médicos . Le están robando a nuestros hijos, que cada vez pasan menos tiempo con nosotros, que además trabajamos cada vez más por menos. Nos están robando a nosotros, nos están robando nuestro tiempo, nuestra vida familiar, nuestras carteras, nuestras cuentas corrientes... nos están robando entre 15 y 20 años de nuestra vida, el tiempo empleado en convertirnos en médicos de familia, especialistas... A todo esto PROPONEMOS las siguientes MEDIDAS, ANTE EL RECORTE SALVAJE PLANTEADO POR EL GOBIERNO ANDALUZ AL PERSONAL SANITARIO DE ANDALUCÍA:
1. NO A CUMPLIR OBJETIVOS (CRP):

  • NO A LA RECETA POR PRINCIPIO ACTIVO. NOMBRE COMERCIAL EN LAS RECETAS. Acabemos con el objetivo y planes farmacéuticos de la Consejería y el SAS. Vamos a darles donde más les duele, el gasto farmacéutico está en nuestras manos, en nuestras firmas.
  • NO se acude a COMISIONES. Vamos a limitarnos a hacer nuestra labor asistencial.
  • NO acudir a CURSOS que organice el SAS, NO a IAVANTE, NO A LA ESCUELA ANDALUZA DE SALUD PÚBLICA, que cierren sus puertas para ahorrar costes.
2. EXCELENCIA CLÍNICA.

  • ALTAS exclusivamente en pacientes con patología aclarada y/o resuelta al 100%.
  • El paciente debe permanecer ingresado hasta cumplir todos los protocolos a rajatabla, tanto diagnósticos como terapéuticos. Si los tiempos de demora de forma ambulatoria no son los adecuados se debe INGRESAR a los pacientes para estudio y tratamiento adecuados. TODOS sabemos como cumplir el 100% de los protocolos y lo que eso conlleva.
  • Desde A.PRIMARIA derivar a todo paciente que se estime que requiere atención hospitalaria que no se pueda demorar, en base a los protocolos establecidos y lo recomendado en las guías de práctica clínica.
  • Desde URGENCIAS no dar altas por presión asistencias. Si el hospital está completo, solicitar cama y esperar que el paciente pueda ingresar. Su nuestro hospital se colapsa, se derivarán a Hospital de Referencia de mayor nivel de nuestro área hospitalaria.


3. DIFUSIÓN A LA POBLACIÓN GENERAL/OPINIÓN PÚBLICA.

  • Nos vamos a convertir en el enemigo insolidario de la población. Hay que informar a los pacientes (vemos muchos todos los días) y opinión pública (muy importante que llegue a la prensa) de lo que se está haciendo en el SAS, donde están enterrando el dinero, el enchufismo generalizado con muchísima gente detrás de una mesa de trabajo SIN DAR UN PALO AL AGUA que hay en el SAS, la de ALTOS CARGOS Y ASESORES que se están llenando los bolsillos a manos llenas en la JUNTA DE ANDALUCÍA, incluyendo productividad, mientrar a nosotros nos ENGAÑAN y nos hablan de crisis y falta de liquidez. Eso TIENE QUE SER VOX POPULI.

4. DIFUNDIR ESTO A TODOS LOS MÉDICOS QUE CONOZCAIS. Aprovechar emails de todos vuestros contactos médicos, WhatsApp y Twitter/Facebook para dar DIFUSIÓN LO MÁS AMPLIA POSIBLE A TODO ESTO.
FDO. COMPAÑEROS MÉDICOS INDIGNADOS Y RECORTADOS.


No voy a comentar que medidas como "recetar por nombre comercial" tienen a día de hoy un efecto nulo sobre el gasto farmacéutico (porque tras el Decreto Ley que instauraba la Prescripción por Principio Activo los fármacos de marca que tenían un genérico en el mercado se igualaron en precio).

Tampoco comentaré nada al respecto de los epígrafes que hablan de hacer las cosas bien y no cediendo a las presiones que puedan venir consignadas en los acuerdos de gestión (aquello que se vincula al cobro de la productividad). Si alguien ha esperado a que le bajaran el sueldo para hacer esto debería hacer revisión de ética médica y personal. La excelencia clínica es un objetivo en si mismo y su incumplimiento no puede depender de lo que te paguen a cambio. Hemos dejado que los incentivos económicos ("la productividad" de nuevo) pervierta la práctica clínica, convirtiéndola en un medio para la ganancia de dinero ("no receto esto que me penalizan", "a ver si disminuyo la estancia media de mis pacientes para que no me quiten puntos",...) cuando es esa calidad y excelencia clínica la que debería movernos per se. -aquí dejo dos lecturas sobre "etica de los incentivos sanitarios" que pueden ser de interés: 1 y 2)

No voy a hablar yo y tampoco habla el documento de las distintas Agencias dependientes de la Junta de Andalucía (por ejemplo, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía), siendo muchos de los que las critican los que luego pasan por el aro de las acreditaciones profesionales para cobrar más, incurriendo en una, cuanto menos, cuestionable contradicción.

Los médicos (en general siempre me pareció que se podía englobar a "los sanitarios", pero lo cierto es que "los médicos" encabezamos esta parcela) somos tendentes a protestar en solitario. No siempre nuestras protestas tienen beneficios propios como centro de la queja (uno de los grandes motivos de queja en los últimos años ha sido, en el ámbito de la Atención Primaria, la exigencia de un mayor tiempo de consulta -Plataforma 10 minutos-, poniendo la seguridad del paciente y el valor del encuentro clínico como valores esenciales), pero siempre nuestras protestas desprenden cierto aroma a individualismo y sectarismo profesional.
Los médicos en masa no saltamos para posicionarnos en contra del cambio de modelo sanitario o ante la reorganización de la cartera de servicios; los médicos que trabajamos en la sanidad pública no nos movilizamos cuando un alto cargo de Sanidad del partido en el Gobierno dice que "la sanidad privada tiene que tener voz y voto" en las reformas sanitarias. Tampoco nos movemos ante las subidas de tasas en la educación universitaria o la reducción de profesorado en las escuelas e institutos (que tiene una intensa y estrecha relación con la salud de nuestros pacientes).

Soy el primero que piensa que seguir cebándose con los empleados públicos demuestra poca inteligencia política y un ensañamiento con los trabajadores de los servicios básicos para la población bajo la excusa de "es que tienen trabajo fijo". Que precarizar las condiciones de trabajo de los trabajadores públicos es atacar frontalmente a los servicios que estos prestan, minando su motivación y sus ganas de emprender y mejorar. Los médicos, con nuestros bajos salarios, somos en gran parte los que hacemos que éste sea un sistema sanitario barato en comparación con el resto de los países de la Unión Europea, como bien explica Juan Simó en este imprescindible artículo -imprescindible si se quiere hablar sobre este tema con datos en la mano-...

...pero es que, vez tras vez, parece que los médicos nos olvidamos de que si nos movemos solos, solos nos quedaremos.

9 comentarios:

Jose Valdecasas dijo...

Sólo comentar que actitudes y proclamas a favor de trabajar "por protocolo" y jugar a colapsar urgencias y hospitales supone, en mi opinión, un absoluto desprecio por nuestros pacientes y un riesgo para la salud de la población. Claro que a muchos, aunque se les llene la boca hablando de la sanidad pública y la asistencia de calidad, sólo les preocupa su bolsillo.

Un documento lamentable.

Salud (y república)

Usama dijo...

Eso eso, a cerrar la EASP, y de paso los centros de salud, que solo valen para formar rojos y atender a rojos, respectivamente.

Y ya que estamos, derogación de la ley del medicamento, y si el estado no nos paga lo suficiente que lo hagan 'los laboratorios'.

sidinur dijo...

Hombre, algo habría que hacer. Me parece mucho más efectivo amenazar con dejar de utilizar DIRAYA durante un mes y volver a las historias de papel. Y luego arrimarse a las unidades de atención al profesional y pedir que queremos cobrar la nómina en efectivo, sin domiciliación.
Un saludo
Marcos Margarit

Miguel Angel Mañez dijo...

La culpa de todo la tiene la salud comunitaria, Tudor hart y los panfletillos esos basados en la evidencia.

:P

Maria dijo...

¿De verdad alguién que escribe esto, piensa que una persona con titulo de Licenciado en Medicina va a seguirlo???
Masas borreguiles despertad y uniros. Siempre lo he dicho... con la fuerza que tenéis y lo dormidos que estáis.
Y lo poco que aprovecháis para unir al resto...
En fin, más de los mismo

Océano Mar dijo...

No imagináis cómo os admiro, difundido queda por donde he podido. Vuestra honestidad y buen hacer os llevará lejos, he contemplado tritemente como médicos jóvenes, a lo largo de los años (he podido hacerlo por mi condición de enferma) han acabado machacados por el sistema, actuando como robots, sin ganas de trabajar ni de luchar....

Ojalá esta generación, a la que tb tengo el gusto de conocer en algunos hospitales no pierda este espíritu.

GRACIAS.

Océano Mar dijo...

Masas borreguiles?????

Borreguiles los médicos caducos y dinosaurios que manipulan la sanidad pública. Hasta que esa casta no desaparezca no habrá una SANIDAD REAL, con mayúsculas.

Gracias.

Joan Carles March Cerdà dijo...

Nunca he entendido que para yo no esté mal, que el de al lado esté peor. Hemos abierto la ley de la selva. Y cuando se propone cerrar instituciones (con descalificaciones añadidas)creo que se desvía el punto de mira. Y en un momento donde son necesarias las sinergias, donde es importante plantear respuestas inteligentes a una crisis desatada, veo que algunas propuestas que se hacen tienen poco de racionales. Me gustaría analizar propuestas una a una, valorar ineficiencias que las tenemos en muchos aspectos todos, buscar alternativas (yo soy partidario de fusionar las empresas públicas de salud que se dedican a la formación, investigación, evaluación y consultoría en Andalucía), pero sin hacer "daño" a nadie. Estas propuestas que leo de cierres, de críticas sin fundamento y con colores,... me parecen que tienen idénticos argumentos que las medidas que ha planteado el gobierno central con el RD: atendemos a los con papeles y los que no los tienen "que se....". Gracias

José Manuel Brea dijo...

>Los médicos, con nuestros bajos salarios, somos en gran parte los que hacemos que éste sea un sistema sanitario barato...

¿Barato a costa de los bajos salarios? ¿Barato con merma de la calidad?... Trabajando contrarreloj, asumiendo urgencias (y salidas) con agendas rígidas apretadas, quemando las neuronas con sistemas informáticos descerebradores... es imposible satisfacer al usuario y sentirse satisfecho con la labor. Y hablo, claro, de APS.

>los médicos nos olvidamos de que si nos movemos solos, solos nos quedaremos.

¿Qué hacer entonces para lograr trabajar con dignidad? Creo que todo menos agredirnos unos a otros. Y es que no puedo olvidar la frase de J. Harrington:
“Si metéis en una saco algunos perros y los sacudís todos los perros se morderán unos a otros, pero a ninguno se le ocurrirá morder la mano que los sacude.